Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

lunes, 25 de marzo de 2013

El patrimonio industrial de Alcoy sigue deteriorándose.


Nuevo golpe al patrimonio industrial.
Los planes de preservación, en la medida de lo posible, del patrimonio industrial de Alcoy se están viendo complicados de manera notoria, toda vez que el deterioro de los edificios los está llevando, en muchos casos, a situaciones que los convierten en totalmente irrecuperables. Mientras se constata a simple vista en inmuebles situados en pleno casco urbano, como la manzana de Rodes, que está literalmente en ruinas, o la Fundición Miró -aunque en este caso la estructura exterior física está prácticamente intacta-, el carácter apartado de las zonas fabriles de los ríos impide apreciar en su justa medida el nivel de deterioro. Si en El Molinar muchas fábricas apenas son esqueletos, ahora se ha revelado el enorme grado de deterioro de un núcleo fabril situado en el cauce del río, en La Riba.

Esta zona, a la que se accede desde la esquina de las calles Casablanca y La Cordeta, ha visto incrementarse de forma exponencial su degradación, hasta el punto que los servicios técnicos municipales han tenido que intervenir de urgencia, según ha explicado el concejal de Urbanismo Natxo Gómez. En estos momentos, son tres los edificios afectados, uno de los cuales se ha hundido parcialmente en su interior y el Ayuntamiento, a través de un Decreto de Alcaldía, ha exigido a los propietarios que procedan al derribo de lo que resta en pie, ante el peligro que puede suponer, pese a ubicarse en una zona apartada.

Imagen de la noticia
Además, la Junta de Gobierno, en una reciente resolución, ha declarado en estado de ruina los inmuebles número 2 y 4, lo que obligará a su consolidación o, como sucede habitualmente, a su derribo. "Las declaraciones de ruina las hacemos a partir de los informes que recibimos de la Inspección Técnica de Edificios (ITE)", que es obligatoria en la ciudad. "Si no cumplen los mínimos necesarios, se les envía un requerimiento a los propietarios para que reparen el edificio o en caso contrario, que lo derriben", matiza el edil de Urbanismo. "En el caso que no actúen y si configura un peligro, intervenimos nosotros", indica; en este caso el riesgo es limitado, toda vez que la zona se encuentra apartada, aunque tiene en los alrededores algunas naves que sí están operativas.

Precisamente, la intervención municipal es habitual, sobre todo en el casco antiguo, en el que muchos edificios están abandonados desde muchos años atrás, y en buena parte se desconoce quiénes son los propietarios, en general herederos de herederos, lo que obliga al Ayuntamiento a asumir el proyecto y, por lo común, acabar ejecutando el derribo de los edificios. Esto está ocurriendo en la actualidad con cuatro inmuebles de las calles Barranc de Na Lloba y Sant Joan, y con otros tres de Algessares, sin contar otros aislados en San Mateo, en El Partidor.

Vista la situación de los inmuebles de La Riba y la experiencia de las últimas tres décadas en Alcoy, todo apunta a que los edificios industriales ahora en el aire acabarán siendo derribados, en un plazo más o menos amplio, si bien solamente el número 3 es el que presenta un deterioro acentuado. De esta forma, desaparecerá una zona industrial que se constituyó en 1930, de acuerdo con las referencias del catastro, y que albergó principalmente empresas textiles, abandonadas y prácticamente en el olvido hace ya décadas. En la zona estuvo la firma textil Gisbert Domínguez, con borrera, tejidos e hilados, explica Ricardo Canalejas.

Una gestión con luces y sombras
El mantenimiento del patrimonio industrial de Alcoy presenta serios contrastes, según se trate del casco urbano o del resto del término municipal. En la propia ciudad ha habido ejemplos, incluso muy destacados por los expertos, de actuaciones correctas, como por ejemplo la recuperación del edificio de Papeleras Reunidas, que tras su cierre en 1994 fue adquirido por la Generalitat Valenciana, que lo utilizó para alojar el Instituto Tecnológico Textil-AITEX, el primero que se pondría en marcha. Con carácter privado, en aquella misma época, finales de los ochenta, se acometieron otras iniciativas privadas, como la utilización de antiguas fábricas para habilitar discotecas, sobre todo en la zona de la plaza Gonzalo Cantó. Más tarde habría otros ejemplos, como la conversión de una industria en el centro de salud La Fábrica o la transformación de otras dos en museos: el Explora y el de Bomberos.

Imagen de la noticia
En el extrarradio, las cosas son muy diferentes. El deterioro creciente, la propiedad diseminada en muchos casos y la necesidad de inversiones de magnitud han hecho que todos los proyectos de recuperación de El Molinar se hayan limitado hasta ahora a la consolidación de la fábrica de Els Solers, en la que se llegaron a invertir más de 400.000 euros. El anterior gobierno tripartito, de la mano del concejal del Bloc Paco Blay, tenía previsto diseñar un plan de protección, que por el momento no se ha configurado

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te dejo algunas fotos de mi blog donde aparece este conjunto fabril:
http://lasendaoscura.blogspot.com.es/2012/05/les-fabriques-de-les-cinc-moles-o-la.html

Diana Sanchez Mustieles dijo...

Muchas gracias por el link de tu blog, el cual es muy interesante.

Es una verdadera pena el estado en el que están estas antiguas fábricas.

En Alcoy tenéis un impresionante patrimonio industrial y es una pena que lo dejen deteriorarse así.