Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

miércoles, 16 de abril de 2014

Artículo "Las minas más espectaculares de España"

Autor artículo Javier Mazorra
En el portal de viajes de El Mundo

Ahora que vienen las fiestas de Pascua os voy a poner diferentes lugares y rutas que visitar, comienzo por este interesante artículo sobre minas de España que son visitables. Una original e interesante idea, el turismo minero.

Nuestro país cuenta con uno de los patrimonios mineros más importantes del mundo. La cifra llega a 50, incluida una recreación de una galería en el Museo Geominero de Madrid, además de otras tantos proyectos en vías de convertirse en atracciones de primer orden. Recorremos los principales yacimientos visitables.

No hay dos iguales, cada una se diferencia por algo específico y todas se pueden visitar a lo largo y ancho de nuestra geografía. Este es un repasos por las minas que consideramos más espectaculares de España.

Almadén. Declarado Patrimonio de la Humanidad, este parque minero en la provincia de Ciudad Real relacionado con el mercurio cuenta con varios museos. además de una galería situada a 50 metros de profundidad. Se accede a ella por el pozo San Teodoro, que conduce al famoso baritel del siglo XVIII. La salida al exterior de la mina se realiza en tren.

El Entrego. En esta mina asturiana se ha instalado el Museo de la Minería y la Industria, donde se puede seguir, paso a paso, lo que ha significado el trabajo con el carbón en esta comunidad. Se puede completar la experiencia visitando, cerca de Avilés, la Mina de Arnao, que se extiende bajo el nivel del mar.

Río Tinto. Con más de 5.000 años de antigüedad, este carismático parque minero en Huelva permite no sólo visitar una de sus principales minas a cielo abierto, sino también recorrer la zona en tren y descubrir la herencia británica relacionada con esta industria.

Imagen del artículo
La Unión. Este Parque Minero de la Comunidad de Murcia ofrece una de las experiencias más completas para conocer la realidad de una mina de plomo y zinc durante el siglo XIX. Su plato fuerte es bajar a 80 metros, a la Mina de piritas Agrupa Vicenta, una de las más impresionantes de Europa.

El Soplao. Más conocida por sus originales formaciones calcáreas, esta carismática cueva de Cantabria forma parte de las minas de la Florida, permitiendo conocer la historia de la zona en todos su esplendor a través de diferentes tipos de visitas.

Imagen del artículo
Arditurri. Escondidas dentro del impresionante macizo de Peña de Aia, cerca de la localidad guipuzcoana de Oiartzun, este complejo minero nos adentra en la tradición del País Vasco en esta materia, pero también nos permite conocer uno de los espacios más alucinantes de la zona.

Imagen del artículo
Cercs. Entre los numerosos proyectos de reconversión de minas en proyectos turísticos que se han realizado en Cataluña destaca este museo, situado en el norte de la provincia de Barcelona y centrado en la extracción de carbón. También resulta muy interesante el Parque Cultural Muntanya de Sal de Cardona o el del Bellmunt del Priorata, centrado en la minería del plomo.

Las Médulas. Declarado Patrimonio de la Humanidad, este impresionante emplazamiento en el Bierzo leonés nos ofrece la posibilidad de conocer los restos de la explotación minera romana más importante, relacionada con la extracción de oro. Desde el Centro de Interpretación se organizan visitas guiadas.

Imagen del artículo
 Escucha. Este proyecto turístico en la provincia de Teruel ofrece una de las experiencias más completas al permitir explorar galerías a 200 metros de profundidad. Allí se tiene acceso al único tajo natural de carbón que existe en un museo español.

Belorado. En esta población castellana se tiene la oportunidad de conocer el complejo de Puras de Vilafranca, compuesto por dos minas de manganeso distintas explotadas desde el siglo XVIII. Es, por el momento, la única explotación minera de montaña que se puede visitar turísticamente en Castilla y León.

Desde este link podéis leer el artículo original 

Plentzia reclama que se declare Bien de Interés Cultural a su centenaria estación. Vizcaya

El Ayuntamiento de Plentzia ha dado un paso más de cara a preservar su pasado patrimonial, con la petición al Gobierno vasco para que declare como Bien de Interés Cultural la actual estación del metro, uno de los últimos vestigios que quedan de las líneas ferroviarias que, desde finales del Siglo XIX, fueron el principal nexo de unión de la provincia con la capital vizcaína.

La petición tiene como objetivo evitar la desaparición de ese patrimonio construido durante la revolución del transporte paralela a la industrialización, como ya ha sucedido en el caso de la estación de Asua, derribada de manera sorpresiva hace un par de años. El acuerdo municipal es fruto de una propuesta realizada por el grupo municipal de Bildu que ha contado con el apoyo del Grupo Independiente, y la abstención de los ediles del PNV.

Al margen de apoyar la iniciativa la teniente de alcalde, Silvia López de Gereñu, recuerda que las instalaciones ya están incluidas dentro del catálogo de edificios valorados con «cierto grado de protección municipal» recogidos en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, que está pendiente de aprobación por Pleno. Precisamente su inclusión se realizó a propuesta del Departamento de Patrimonio del Ejecutivo autónomo.

Según los promotores de esta iniciativa, el edificio cuenta con el «valor añadido» de ser la única de las de primera categoría que se conserva en su estado original, debido a que desde su construcción en 1893 hasta nuestros días, «solo ha desaparecido la marquesina original» según un informe redactado por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao. La cubierta, de hecho, fue desguazada coincidiendo con la inauguración de la línea 1 de Metro Bilbao para colocar otra de nueva generación y más grande que cubriese los dos andenes. Una estructura que, debido a su volumen, «impide poder ver el edificio sin elementos distorsionadores por el lado vías», lamentan desde la asociación.

Imagen de la noticia
Sin protección en Neguri
Los edificios de las estaciones eran clasificados por las compañías ferroviarias en categorías, siendo los de primera los de las cabeceras de la línea o poblaciones importantes, como era el caso de Plentzia. Los de segunda correspondían a poblaciones menores y las de tercera o apeaderos pueblos más pequeños o lugares con poco movimiento.

De todas las estaciones que formaron la red de Bilbao a Plencia, Lutxana a Munguia y Bilbao a Lezama, solo subsisten 5 de las 18 estaciones originales. La mayoría desaparecieron cuando se puso en servicio el metro para adecuarlas a un mayor número de viajeros, y debido a los soterramientos de Algorta, Las Arenas o Erandio.

En la comarca además de la estación de Plentzia se conserva la de Neguri, que ha tenido varias ampliaciones, aunque «eso no le resta interés en una posible preservación» a juicio de la asociación ferroviaria También son originales las instalaciones de Deusto y Derio -la única que sobrevive de la línea Bilbao-Lezama-, y la estación de Bilbao-La Calzada, que hoy acoge el Museo Arqueológico.

Plentzia quiere proteger su estación de metro.
El Ayuntamiento de Plentzia ha pedido al Gobierno Vasco que declare como Bien de Interés Cultural la actual estación de metro de la localidad costera.

El edificio ya está incluido dentro del catálogo de edificios con cierto grado de protección municipal recogidos en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, que está pendiente de aprobación por Pleno. Precisamente su inclusión se realizó a propuesta del Departamento de Patrimonio del Ejecutivo autónomo.

Imagen de la noticia
La estación se construyó en 1893 y en la actualidad se conserva igual, exceptuando la marquesina original que ha desaparecido y la cubierta que fue cambiada por otra más grande y más moderna para cubrir los dos andenes del nuevo metro.
  
El objetivo de esta petición es evitar la desaparición de esta edificación  construida a finales del siglo XIX  y que es de los pocos edificios ferroviarios que se conservan en su estado original.

III Jornadas Andaluzas de Patrimonio Industrial y la Obra Pública

Lugar: Málaga

Fechas: Del 23 al 25 de octubre del 2014.


La evolución y la diversidad de la industria determinan la riqueza y variedad del patrimonio industrial que genera. En estas III Jornadas, con sede en una zona de larga e intensa tradición turística se aborda un sector emergente como es el turismo industrial, así como con las industrias directamente relacionadas con el ocio, en las que el mar, su universo material y su tradición, aparecen como trasfondo. El carácter poliédrico de este patrimonio nos lleva también hasta el vino, que desde el puerto de Málaga fue exportado, convirtiéndose en una de las bases del desarrollo industrial.

La modernización del sector industrial provoca que en nuestro entorno cotidiano dispongamos de objetos, diseños y materiales que pronto quedan obsoletos dentro del sector de las industrias complementarias: los envases, etiquetas, vitolas y la publicidad de productos industriales constituye un amplio campo poco tratado hasta ahora, y que nos lleva también hasta la informática, en la que equipos y software envejecen con una particular rapidez.

Uno de los aspectos más controvertidos en las áreas turísticas es el de la construcción. Aquí se propone abordar la arquitectura desde sus aspectos tecnológicos: los materiales constructivos, el hierro, el cemento, la cerámica, el azulejo, los pavimentos, etc. Tienen detrás a fábricas y diseñadores que posibilitaron la arquitectura. Los barrios obreros, el urbanismo de la industrialización o las residencias burguesas constituyen también una consecuencia de la Revolución
Industrial.



Las áreas temáticas que marcan las directrices de las ponencias a presentar en estas Jornadas son:

Mesa 1. Industria del turismo y el ocio. El vino y el mar

Mesa 2. Industrias complementarias de la industria y nuevo patrimonio industrial

Mesa 3. La industria del ladrillo: arquitectura, actividad
constructiva y el patrimonio industrial

Más información sobre las jornadas. 
http://www.fupia.es/i

martes, 15 de abril de 2014

El Molino de Mareas de Victoria se restaura para albergar un centro de dinamización del turismo de naturaleza. Noja (Cantabria)

El Molino de Mareas, ubicado en la marisma de Victoria, en Noja, está siendo restaurado para albergar un centro de dinamización del turismo de naturaleza, ha destacado el Ayuntamiento en un comunicado en el que, con motivo de la conmemoración del Día de los Humedales, subraya que las marismas del municipio evidencian el "alto potencial" medioambiental de la zona.

El Consistorio recuerda que el Plan de Competitividad Turística de Noja está llevando a cabo importantes acciones medioambientales para poner en valor el potencial de las lagunas de la villa, y de las que forma parte la actual reforma del Molino de Mareas. Apunta también que durante los dos últimos años las marismas de Noja, que forman parte del Parque Natural de Santoña, Victoria y Joyel, han sido uno de los principales objetivos de la actuación medioambiental llevada a cabo por el Plan de Competitividad Turística de la villa. Para ello, se cuenta con un convenio de colaboración con la entidad conservacionista SEO/BirdLife a través del cual se realizan diferentes acciones con el fin de poner en valor los importantes recursos naturales con los que cuenta el municipio, su protección, así como su aprovechamiento como un reclamo del turismo de naturaleza y ornitológico.

Imagen de la noticia
Las rutas guiadas DeSEO Descubrir, cursos específicos, la colocación de itinerarios ornitológicos por el municipio, la edición de una guía de aves de la zona y la reciente instalación de un Observatorio de aves en la marisma Victoria, han conformado un entramado de actividades que se han configurado como la base de una completa infraestructura turística de naturaleza. A ellos hay que unir el Molino de Mareas de la marisma Victoria, en donde se está acometiendo la reforma de su interior de cara a que acoja un centro de dinamización del propio humedal y de toda la oferta del turismo de naturaleza llevada a cabo en el municipio. Está previsto dotar al edificio, entre otros recursos, con una sala de exposiciones, un aula de formación, un espacio especial para actividades infantiles, así como con distintos y novedosos recursos audiovisuales para la observación de aves.

Inaugurado el nuevo "Molino de las Aves", que se dedicará al ecoturismo y la conservación de la marisma Victoria.
El nuevo 'Molino de las Aves' de Noja se ha inaugurado este viernes después de hacer sido objeto de una rehabilitación con la que se ha transformado el espacio y dotado con elementos para dedicarlo a ecoturismo y a la conservación del humedal en el que está situado, el Parque Natural de las Marisma de Santoña, Victoria y Joyel.

   La renovación ha sido financiada por el Plan de Competitividad Turística de la villa de Noja y diseñada por SEO/BirdLife y se ha inaugurado en presencia de la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

   En el acto de reapertura han estado presentes también el alcalde nojeño, Jesús Díaz; el gerente del Plan de Competitividad Turística de la villa, Javier Farto; el jefe de la Demarcación de Costas de la región, José Antonio Osorio; la directora del Parque Natural de las marismas de Santoña, Victoria y Joyel, Lourdes Azpiri; la directora ejecutiva de SEO/BirdLife en España, Asunción Ruiz, y el delegado en Cantabria de SEO/BirdLife, Felipe González.

   La reforma llevada a cabo en este antiguo molino de marea "va mucho más allá de la puesta en valor del patrimonio" o de la restauración urbanística, ha dicho la consejera, para quien es, además, "prueba evidente de esa prelación del medio ambiente entre los objetivos estratégicos de las administraciones públicas  y de su efecto tractor sobre un turismo de calidad".

   Blanca Martínez ha abogado porque se siga prendiendo en la sociedad "el convencimiento de que la protección del entorno medioambiental es un proyecto colectivo, una tarea de todos" porque todos tenemos la "obligación de legar el planeta a nuestros hijos en mejores condiciones, si cabe, de las que le encontramos".

   El alcalde de Noja, Jesús Díaz, ha mostrado su satisfacción por reconvertir el edificio en el 'Molino de las Aves', un espacio que se espera que pronto gestione SEO/BirdLife a través de un convenio de colaboración. Mientras que la directora del Parque Natural de las marismas de Santoña, Victoria y Joyel comentó la "interesante oportunidad" que esta actuación presenta en la protección del medioambiente y en la implicación de las personas en esa tarea.

   Por su parte, Felipe González, delegado de SEO/BirdLife en Cantabria, explicó a los presentes los contenidos que se muestran en el interior, definió la reforma del molino como una "ventana a un espacio especial" desde donde poder enseñar a la gente esta zona "privilegiada".

   Javier Farto, gerente del Plan de Competitividad Turística de la villa, en referencia a la reapertura del edificio, quiso dejar clara la apuesta del municipio por la sostenibilidad y la calidad, además de abogar por el trabajo que se está realizando con los empresarios locales de cara a que utilicen estas infraestructuras de turismo de naturaleza que ahora tienen a su disposición.

Imagen de la noticia
MOLINO DE LAS AVES
   La naturaleza nojeña, que cuenta con importantes figuras de protección internacional, es la auténtica protagonista sobre la que gira el 'Molino de Aves'. Aspectos como qué es un humedal, qué rutas hacer por la villa, el cambio climático o cuántas aves se pueden encontrar en la marisma, su migración o cómo aprender a observarlas, se detallan a través de una exposición creada para todos los públicos que invita a hacerse preguntas y a descubrir el privilegiado entorno de Noja.

   Las nuevas tecnologías irrumpen con fuerza en el 'Molino de las Aves' donde ha sido instalado un circuito de cámaras situadas en dos cajas nido y un comedero en el exterior del edificio que permiten ver aspectos poco habituales de las aves. Un sistema que deja al visitante sentirse como un auténtico "espía" de la naturaleza.

   El nuevo contenido del molino se completa con un espacio infantil que ha sido habilitado para que los más pequeños puedan introducirse en el descubrimiento de la naturaleza con material del Club Aventurer@s de SEO/BirdLife.

   El 'Molino de las Aves' está previsto que se convierta en un espacio para la realización de actividades lúdicas y formativas en el campo del ecoturismo y la conservación de los humedales y la biodiversidad.
   A lo largo del año, contará con un amplio programa de dinamización que lo convertirá en el escenario de cursos, conferencias, talleres y visitas guiadas para todas las personas interesadas en descubrir y formarse en esta materia.

Exposición fotográfica "Architectures et paysages industriels, l'invention d'un patrimoine"

Fechas: De 22 de febrero al 22 de junio de 2014.

Lugar de exposición:  Le Musée Industriel de la Corderie Vallois



Fotografías de Pierre-Olivier Deschamps

Más información sobre la exposición

VIII Congreso Internacional sobre Minería y Metalurgía Históricas en el sudoeste europeo

PRESENTE Y FUTURO DE LOS PAISAJES MINEROS DEL PASADO: ESTUDIOS SOBRE MINERÍA, METALURGIA Y POBLAMIENTO

Fechas: 11 al 15 de junio de 2014

Lugar: Sala Triunfo del Complejo Administrativo Triunfo perteneciente a la Universidad de Granada (Granada, España) y situado en la Avd. del Hospicio s/n frente al Hospital Real.



El congreso se estructura en 4 temas transversales donde se podrán tratar estudios diacrónicos desde la Prehistoria hasta época contemporánea, pudiendo corresponder los trabajos presentados a áreas tales como:
1. POBLAMIENTO Y PAISAJE MINERO (estructuración del territorio, estudios puntuales y diacrónicos...)

2. MINERÍA (técnicas y métodos de explotación, estudios arqueológicos, etc.)

3. METALURGIA (experimentación, técnicas de explotación, analíticas...)

4. VALORIZACIÓN DEL PATRIMONIO Y LOS PAISAJES MINEROS


Más información sobre el congreso.

lunes, 14 de abril de 2014

Entrevistas del blog. Julián Sobrino Simal


Hoy tengo el placer de presentaros la entrevista que he realizado a Julián Sobrino Simal, al que le agradezco mucho el que aceptara ser entrevistado.

Todos los que os dediquéis de alguna manera al Patrimonio Industrial debéis de conocerlo, pero aún así antes de la entrevista os pongo una breve biografía.

Julián Sobrino Simal
arquind@us.es

Doctor en Historia del Arte: Tesis doctoral "Arquitectura Industrial en Sevilla 1830-1940", 2 de abril de 1998, apto cum laude

Profesor Titular de la Universidad de Sevilla (Escuela Técnica Superior de Arquitectura)

Perfil bioprofesional
Mi trabajo se desenvuelve en el ámbito de la historia de la arquitectura industrial. Muy pronto descubrí el valor de la cultura técnica y científica para completar los contextos históricos. La arquitectura es un espacio de producción social en el que el orden y el caos de nuestro mundo contemporáneo encuentra algunas de sus explicaciones. El patrimonio industrial me permitió conciliar la teoría con la práctica, la disciplina propia de un historiador del arte con las necesarias ayudas de otros campos de conocimiento como la historia económica, la geografía, la antropología o la sociología. De manera que, progresivamente, fui accediendo a un análisis de carácter interdisciplinar, en el cual, los paisajes de la producción cobran pleno sentido como expresión territorial de las relaciones de producción, de las relaciones sociales y de las relaciones espaciales. El reto de investigación se planteaba de nuevo, con la radicalidad de los cambios de nuestro nuevo siglo. Había que proceder a una revisión conceptual y metodológica del patrimonio cultural, en el que se inserta la cultura del trabajo. Para ello había que retomar el carácter histórico del patrimonio industrial, las metodologías derivadas de las TICS y la planificación estratégica de los recursos patrimoniales, en suma, generar un nuevo paradigma del patrimonio marcado por la  responsabilidad ética, por el valor del patrimonio para el presente, por la transferencia de sabiduría de los recursos patrimoniales al proyecto contemporáneo, por la actitud crítica y reflexiva ante los hechos económicos materializados en el patrimonio industrial y por el análisis de los conflictos entre las sociedades, las máquinas y la naturaleza : la gestación del paradigma de la Cliodiversidad.

Julián Sobrino Simal, fotografía facilitada por él para la entrevista.
A continuación podéis leer la interesante entrevista.

1- Posiblemente esta pregunta te la hayan realizado muchas veces, pero desde que te conozco he deseado preguntártela ¿Cuándo nace tu pasión/devoción/afición por el Patrimonio Industrial?
Puedo hasta dar la fecha, en 1985, cuando coordinando a un grupo de estudiantes obtuvimos el primer Premio en la “Campaña nacional de arqueología científica e industrial para jóvenes”. En ese contexto de investigación y didáctica educativa innovadora fue cuando descubrí el interés de la dimensión científica, técnica e industrial de la historia (de gran interés para un entonces Licenciado en Historia del Arte y profesor de Instituto que no había recibido formación específica en esas materias). A continuación elaboré un Proyecto para el Ministerio de Educación y Ciencia “Materiales para el Estudio Histórico de la Ciencia y la Técnica en España. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Madrid, 1988”. Y hasta hoy, cuando heredero de aquella iniciativa de José María Losada, vivo permanentemente en una fábrica conceptual: investigando, difundiendo, activando y reivindicando el rol fundamental del patrimonio industrial en España.


2- Actualmente ¿Crees que el Patrimonio Industrial está algo reconocido en España?
Lamentablemente no. Nos queda mucho camino por recorrer. Se han conseguido logros: asociaciones generales, temáticas o sectoriales; encuentros científicos; publicaciones de calidad, tesis doctorales; museografía y rehabilitación; avances legislativos… Pero sigue siendo una asignatura pendiente para las administraciones públicas, para las empresas, para los sindicatos, para la Universidad y para los ciudadanos en general. Es un problema de formación histórica y, por tanto,  de mentalidad. Se sigue pensando todavía en términos de fracaso (industrial y de innovación técnica) hecho que opera negativamente en la puesta en valor de la Cultura del Trabajo (entendido el patrimonio industrial en sentido amplio, más allá de su cronología y tipologías). Hemos de superar la invisibilidad de la dimensión tecnológica de la historia de España y de sus complejos marcos socio-territoriales.


3- En los últimos 10 años ¿Consideras que ha mejorado la situación del Patrimonio Industrial o ha empeorado?
En el balance de la última década aparecen luces y sombras. Las luces son: la llegada de investigadores jóvenes (que denomino de tercera generación) como es el caso de quien gestiona este Blog, Diana Sánchez; la incorporación de la protección del patrimonio industrial a las legislaciones autonómicas; las iniciativas de colectivos ciudadanos para salvar testimonios importantes de la industrialización; la presencia de los problemas del patrimonio industrial en los medios de comunicación; los encuentros científicos y las exposiciones (como la de 100 Elementos de patrimonio Industrial, de TICCIH-España). Las sombras: la presión urbanizadora especulativa (a veces en connivencia con la propia administración local o regional); la carencia de planes estratégicos sobre patrimonio industrial en los gobiernos autonómicos; las intervenciones sobre patrimonio industrial carentes de rigor científico; la banalización de los contenidos-fuerza (el sentido histórico y patrimonial) en las actuaciones museográficas; la desaparición de los testimonios de los implicados en los procesos productivos (empresarios, técnicos y trabajadores) sin que quede registrada su memoria.

Y, para ser justo, las propias insuficiencias de los que nos dedicamos al estudio y activación del patrimonio industrial: visión excesivamente objetual del patrimonio (frente a su territorialización y conceptualización), confusión terminológica y conceptual en aspectos metodológicos, carencia de revistas especializadas de calidad (con excepciones como Llámpara, TST o Ábaco) y problemas de coordinación, y a veces de iniciativas similares, entre el universo cada vez más amplio del asociacionismo.


4- Con respecto a la reutilización y gestión del Patrimonio Industrial ¿Crees que España está muy retrasada respecto a otros países de Europa?
Pienso que está muy bien plantear unidas estas dos cuestiones: reutilización y gestión. Ya que los uno es inviable sin lo otro. En nuestro país estamos todavía en un nivel inferior al resto de Europa. Echo en falta más iniciativas complejas, que vayan más allá del simple cambio de uso (que recupera parcialmente el patrimonio en su forma física, obviando sus contenidos sociales, simbólicos, muebles y territoriales). Y, además, sigue siendo un problema el excesivo peso de la reutilización “culturalista” y “turistizante” de los testimonios industriales en detrimento de la continuidad de la producción industrial bajo las nuevas formas que la economía ha adoptado en el siglo XXI (industria del conocimiento y de la innovación y apoyo a la autogestión de los colectivos de jóvenes empresarios –no me gusta el término de emprendedores-). Hay que investigar nuevas fórmulas de activación que contemplen su uso 24 horas por medio de sistemas híbridos de gestión donde coexistan la investigación, la creación y la producción (I+C+P) en espacios destinados a vivienda-taller y vivienda-investigación. Los espacios industriales son laboratorios para experimentar, tanto desde la sabiduría del pasado (patrimonio) como desde los retos del presente (sostenibilidad).


5- Han pasado más de 10 años desde la aparición del Plan Nacional del Patrimonio Industrial ¿Es una buena herramienta para proteger, valorar y recuperar el Patrimonio Industrial?
Este Plan fue una gran idea, ha tenido importantes logros, ha proporcionado definición y orientación. Ha llevado a cabo intervenciones de gran calidad. Pero carece de operatividad de acción debido al complejo marco de competencias de nuestro Estado de las Autonomías y a las propias insuficiencias de gestión del Plan Nacional. Le falta sentido estratégico patrimonial. Que puedo resumir con la siguiente pregunta ¿Cuál ha de ser el estado del patrimonio industrial español en 2020? Y para ello ha de existir en el seno del Consejo del Patrimonio Histórico Español un consenso real, con fechas, acciones y responsabilidades claras. Ha de redactarse un Libro Blanco del Patrimonio Industrial Español que contemple el diagnóstico claro de lo realizado y las tareas pendientes. Esto es muy urgente porque el tiempo (las presiones especuladoras, la fragilidad de los testimonios y los cambios conceptuales) fluye cada vez a más velocidad. Y necesitamos un marco de orientación y armonización de las iniciativas que nos conduzca a estabilizar nuestra situación con la del resto de Europa.


6- ¿Es posible que si la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985 hubiese reconocido el Patrimonio Industrial directamente se hubieran evitado más derribos?
Todos sabemos que el hábito no hace al monje. Indudablemente hubiera sido de gran ayuda (como vemos en aquellas legislaciones autonómicas que si han incorporado con claridad el patrimonio industrial) pero, incluso en estos casos (Asturias, Aragón Andalucía…) seguimos en condiciones de gran precariedad y sobresalto continuado (La fábrica de Loza San Claudio en Oviedo, la Fundición Averly en Zaragoza o la Fábrica de Vidrio La Trinidad en Sevilla, por citar sólo tres ejemplos). Del mismo modo que el estado español no puede renunciar a orientar las políticas generales, las Autonomías deben contar con un Plan Estratégico de patrimonio Industrial. Sabemos cómo hacerlo, tenemos los especialistas, contamos con las buenas prácticas necesarias, conocemos a los agentes que deberían implicarse, hemos detectado los principales errores. No es un problema de financiación. Es un problema de ideas y de actitudes. Es un asunto de gran calado, debido a las implicaciones diversas que tienen los asuntos del patrimonio industrial (su transversalidad intrínseca) de modo que, de su gestión adecuada, se pueden extraer numerosas transferencias extrapolables a otros géneros patrimoniales. Estas variables del patrimonio industrial son sus dimensiones: territorial, desarrollo local, participación, turismo, formación profesional, protección, gestión activa, investigación, impactos medioambientales, reciclaje y rehabilitación.


7- El Patrimonio Industrial en la Universidad ¿Crees que tiene presencia o es el gran desconocido?
La Universidad Española cuenta con buenos profesores e investigadores. Pero está marcada actualmente por el “síndrome del mercado” que se traduce en una orientación individualista, en una huida hacia ningún sitio, en un escaso compromiso con la transferencia social (con las excepciones conocidas) en función de:  University Rankings (de dudosa transparencia), agencias evaluadoras (de escasa representatividad de enfoques investigadores) y de presión de la promoción laboral (insoportable por su precarización). En este panorama, el patrimonio industrial, es explicable la escasa visibilidad e institucionalización de la docencia e investigación sobre nuestra materia. No existe ninguna línea prioritaria, ni de formación y promoción del profesorado, ni de investigación básica o aplicada, que se dirija a pensar qué hacer con los espacios industriales abandonados desde una perspectiva integral, innovadora y transversal. No existe ningún Instituto Universitario Avanzado sobre la Cultura del trabajo en su amplio sentido e implicaciones. No hay Departamentos especializados en Historia del Transporte, ni de la Ciencia, ni de la Técnica, y, mucho menos del Patrimonio Industrial.


8- ¿Crees que se realizan suficientes actividades y eventos para dar a conocer este patrimonio?
A veces pienso que son demasiados. Entiéndaseme, me alegra su proliferación, pero me hastía su repetición de formatos y objetivos. Suelen ser demasiado generalistas, no abordan secuencialmente, en su diacronía planificada de convocatorias, los problemas metodológicos, terminológicos y conceptuales que se detectan en cada convocatoria. Hemos de ser críticos con nosotros mismos. Hemos de producir, en éste campo de conocimiento tan joven una nueva cultura científica que conduzca a una nueva cultura del patrimonio. Hemos de renovarnos. Hemos de incorporar, rápidamente y científicamente, los nuevos enfoques y las nuevas herramientas que están surgiendo por doquier. Y, que para mí, nos hablan de un cambio de paradigma inminente del patrimonio cultural.


9- Algún caso de patrimonio industrial en peligro que quisieras denunciar en estos momentos.
Bueno, no habría espacio en esta entrevista y colapsaría este blog. Son incontables. Teniendo en cuenta las transformaciones actuales del territorio -urbano, metropolitano y regional-, el cambio de los modelos productivos -energía, organización laboral y equipos técnicos-, las transformaciones sociales –tipología familiar, modos de consumo, mercado laboral-. Los elementos, conjuntos y sistemas patrimoniales vinculados a la industrialización, que están desapareciendo o ya se han desaparecido, son muy numerosos. Ese es nuestro reto, pero también es la lógica interna de la producción: su transformación constante y su extinción. Esa es la verdadera fábrica. Hecha para ser modificada, para ser destruida. La fábrica no es un monumento, aunque a veces lo parezca, es un espacio de flujos inmateriales (el conocimiento técnico y las producciones simbólicas), de presencias físicas (paisajes, arquitecturas, instalaciones y maquinarias), de conflictos permanentes (entre los grupos sociales, entre éstos y la tecnología, y entre lo anterior y el medio ambiente). En España, como indicaba antes, existe un problema, no sólo de conocimiento, ni de percepción, ni de mentalidad, sino, indudablemente de gestión. Debería crearse un Centro de Estudios de la Cultura del Trabajo, dependiente del Instituto de Patrimonio Cultural de España, donde se abordaran, planificada y estratégicamente, estos problemas que he ido reseñando a lo largo de la entrevista y que concreto en: la gestión del patrimonio documental (oral, escrito, cartográfico e iconográfico), en el inventario general de patrimonio industrial español (suma de los ya realizados con los que, urgentemente, se han de llevar a cabo, la formación especializada en restauración de bienes industriales (muebles e inmuebles), en la orientación sobre la conservación dinámica de los paisajes de la industrialización (proyecto y ordenación).


10- Si te dejaran realizar alguna acción sin importar el dinero ni los medios (soñar es gratis) ¿cuál es la primera que harías?

Voy a pedir tres cosas. La primera que haría sería constituir un grupo de trabajo en el seno del Instituto de Patrimonio Cultural de España que abordara la redacción del Libro Blanco del Patrimonio Industrial en España, desde la transversalidad intrínseca a estos bienes culturales. La segunda sería convocar a las Asociaciones de Empresarios y a los Sindicatos para abordar los problemas del patrimonio histórico industrial activo. La tercera cosa sería pedirle a mi Universidad de Sevilla que me concediera el lugar y los fondos necesarios para constituir un Laboratorio Avanzado de Investigación sobre los Espacios Industriales.