Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

jueves, 7 de abril de 2016

La Harinera de Monegros en peligro, Sariñena (Huesca)

"Todavía estamos a tiempo de conservar la Harinera de Monegros"
Artículo de Noticias Huesca

Existen ciudades que aplican una metamorfosis arquitectónica a esos espacios insólitos con maravillosas maquinarias, estructuras de ladrillo, hormigón con motores, molinos y artefactos fascinantes que hasta hace muy poco cumplían una gran labor, existen lugares donde no dejan que el pasado se vuelva invisible y atraen a lo que ahora llaman turismo cultural o turismo industrial.

“Históricamente, Sariñena ha perdido la mayor parte de su patrimonio. El castillo, las murallas, el convento del Carmen,  la iglesia de Loreto, el antiguo ayuntamiento, fuentes, lavaderos, arcos, porches, puentes sobre el Alcanadre… han pasado a formar parte de la triste lista de patrimonio perdido”, explica Joaquín Ruíz en su ventana al mundo, Os Monegros, “pero de nuestro maltrecho patrimonio aparecen, casi desapercibidas, la cerámica de Palau, el matadero municipal, la gran chimenea, los silos, la harinera y los almacenes del barrio de La Estación. Todo un excepcional conjunto patrimonial industrial, con la particularidad que la cerámica y la harinera de la Estación corresponden al mismo arquitecto: Amado Pueyo Mesple”.

Aunque este conjunto parece “disecado” y los estragos del tiempo junto con la falta de inversiones han ido transformando estos edificios en polvorientas estancias, la metamorfosis devastadora que están sufriendo, originan que poco a poco se vayan desvaneciendo.

Imagen de la noticia
En el caso de la Harinera de Monegros todavía se está a tiempo para conservarla, todavía contiene sus molinos y la policromía que desde principios del siglo XX, se erigió en el Barrio de la Estación de Sariñena, “hubo un antiguo molino harinero de Sariñena, antes de la guerra civil que era propiedad de Amado Pueyo, y estaba en el entorno del cementerio”, explica Miguel Anoro que junto a su hermano Jorge, fueron gerentes de esta fábrica de harinas,“mi padre, Jorge Anoro Casañola con otros socios catalanes, fueron los fundadores”.

Los hermanos Anoro recuerdan el edificio de la Harinera de toda la vida, “cuando pasaba el ferrocarril, se cargaban los vagones de trigo y harina, en aquellos tiempos la Estación de Sariñena gozaba de una gran actividad, pero los tiempos han cambiado, además de que al estar gestionada por distintos socios, la empresa tuvo que cerrar”, explica Anoro sin llegar a comprender el futuro de este edificio, “podría ser digno de un museo, sus molinos y maquinarias son impresionantes”, afirma.

La Harinera de Monegros S.A., según investigaciones de Ruiz,  llegó a emplear entre 25 a 30 personas cuando el Barrio de la Estación tenía  cerca de los 400 habitantes. Molían todo el día, con turnos de día y de noche, además tenían que ser muy cuidadosos con la limpieza y con el cuidado de las maderas. Los primeros años funcionaron sin silos, pues no fueron colocados hasta mediados de los setenta, “aún recuerda Jorge Anoro como cargaban sobre sus espaldas sacos de hasta 100 KG”.

Imagen de la noticia
De su espectacular maquinaria, Paxti Azón, de Harineras Azón en Zaragoza y que también fue socio de la monegrina, así como de la de Tardienta, explica que se trata de molinos de 1900, “son muy buenos, pero además de estar construido por maderas nobles, fabricados por la casa Buhler Hermanos, establecida en Uzwil y en Barcelona, seguirían funcionando”, señala Azón destacando la gran labor que hizo los últimos años el gerente, José María Clemente, que dejó su puesto de trabajo por causa de una enfermedad.

En la actualidad, el edificio ha sido adquirido en subasta y se desconoce cuál va a ser su porvenir, “es indudable que el conjunto es un espacio museístico muy singular y único, un extraordinario activo sariñenense. El barrio de  La Estación se encuentra muy deprimido y muy necesitado de actuaciones que frenen su deterioro. Harinera de Monegros es una oportunidad para revitalizar el Barrio de la Estación, oportunidad que debería ser valorada y estudiada”, opina Ruíz.

Según la asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (APUDEPA), que ha instado a la Dirección General de Cultura y Patrimonio y al Ayuntamiento de Sariñena a proteger y conservar la Harinera de Monegros, así como ha solicitado su catalogación como bien patrimonial industrial aragonés, es una edificación industrial racionalista inscrita en los planteamientos de la arquitectura historicista de posguerra, presente en Sariñena a través de la obra de Regiones Devastadas. El edificio se encuentra incluido en el Inventario del Patrimonio Industrial y la Obra Pública de Aragón (Inventario inédito, Gobierno de Aragón, Diputaciones y Comarcas, 2004-2009).

Imagen de la noticia
Apudepa argumenta que la construcción está considerada, por su tipología y calidad arquitectónica, una de las mejores edificaciones en su orden a nivel provincial, por lo que debe ser estudiada a fondo a fin de  evaluar su interés para la historia del arte y, en especial, para la historia del patrimonio Industrial aragonés. Su interior conserva el extraordinario conjunto de maquinaria molinera,  el resto de bienes muebles y la documentación, circunstancias que  confieren a la harinera, entendida como conjunto industrial, un relevante valor cultural.

La gran pregunta es cómo estará el patrimonio monegrino dentro de muy poco. Los expertos lo tienen claro: depende de las inversiones. Sin “inyecciones” de dinero para mantener en pie algunos edificios emblemáticos o evitar su desplome, irá mermando, desapareciendo…

Fuente de la noticia http://noticiashuesca.com

En 2015 APUDEPA solicitaba al Ayuntamiento de Sariñena (Huesca) que la Harinera de Monegros se proteja y conserve.