Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

miércoles, 2 de marzo de 2016

Las tres chimeneas de Sant Adrià de Besòs (Barcelona). Protegidas sobre papel pero sin futuro claro.

Artículo de Marta Membrives para El Punt Avui

Escenificación de la voluntad política de preservar las Tres Chimeneas y la sala de turbinas de la antigua central térmica de Sant Adrià vivió ayer un nuevo episodio con la entrega del documento técnico necesario para que el conjunto pase a ser declarado bien cultural de interés local (BCIL). Juanjo Puigcorbé, diputado de Cultura de la Diputación de Barcelona, ​​que ha sido la administración encargada de la redacción del informe, el dio al alcalde de Sant Adrià, Joan Callau, que anunció que el documento se 'incorporará al procedimiento abierto para la declaración como BCIL del conjunto, que se inició en septiembre pasado y que sigue adelante después de que otros tres intentos hechos desde el año 2002 hubieran acabado desestimados.

En cuanto a posibles concreciones sobre el futuro de las Tres Chimeneas, el encuentro de ayer no sirvió para aclarar qué usos podrían tener en el futuro ni tampoco de dónde procederá la inversión que debe garantizar que el conjunto se pueda salvar. Tanto Puigcorbé como Callau coincidieron en la voluntad de que el edificio pueda llegar a ser un "equipamiento de referencia en Europa" pero admitieron que desconocen de qué manera se obtendrá la financiación para hacerlo posible. Joan Callau reconoció que se trata de un terreno de propiedad privada y admitió que el Ayuntamiento no está en condiciones de hacer una inversión para quedarse con el conjunto. Juanjo Puigcorbé explicaba que "no hay que correr para encontrar soluciones, hay que hacerlo bien".

Imagen de la noticia
Endesa, propietaria de los terrenos, ha avanzado la voluntad de llevar adelante el proceso de desmantelamiento del conjunto que se inició tras el cierre de la central, en 2011. En la actualidad se trabaja en la retirada de la parte submarina de los pantalanes y, según fuentes de la compañía, el proceso podría estar terminado entre los meses de mayo y junio. Es por ello que la empresa ha solicitado los permisos necesarios para continuar el desmantelamiento con las dos partes que quedan en pie, las chimeneas y la sala de turbinas, que son los dos espacios que se quieren preservar. Aseguran que cuando la declaración de BCIL sea en firme ya se pronunciarán sobre los pasos que piensan seguir. Desde el Ayuntamiento de Sant Adrià han adelantado que la inclusión del informe se hará efectiva en el pleno del próximo 23 de marzo y que entonces se abrirá un periodo de alegaciones.

De momento, no hay ningún comprador interesado en los terrenos y, por este motivo, desde Endesa aseguran que lo que se hace es la culminación del proceso de desmantelamiento y descontaminación del suelo para que vuelva a estar en las mismas condiciones que había tenido antes de la existencia de la central térmica. Además, recuerdan que dentro del perímetro de la instalación todavía hay un subestación en funcionamiento que da servicio a 50.000 abonados de Sant Adrià de Besòs, Barcelona y Badalona.

*Texto original en catalán

Fuente de noticia http://www.elpuntavui.cat/