Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

miércoles, 2 de marzo de 2016

Cangas del Narcea (Asturias). Lagares de vino con siglos de historia.

Artículo de Lidia Álvarez para El Comercio

El Tous pa Tous, sociedad canguesa de Amantes del País, está llevando a cabo una labor de inventariado y catalogación de los lagares de vino que se conservan en el concejo de Cangas del Narcea. La asociación tiene constancia de que, en el siglo XVIII, existían en el municipio 68 lagares. Sin embargo, a principios del siglo XX comenzaron a ser sustituidos por prensas de jaula, más pequeñas y de fácil manejo y, poco a poco fueron destruyéndose hasta casi desaparecer. Por ahora, el trabajo que desarrolla el investigador David Flórez Sierra, ha permitido localizar ocho de ellos, pero se estima que pueden quedar, al menos, una docena. De hecho, solicitan la colaboración de los vecinos para localizar aún más piezas.

Estos grandes lagares, de viga y contrapeso de piedra, comenzaron a usarse en la época romana, alrededor del siglo I d.C. Eran empleados en las bodegas para apretar el magayu y extraer el último mosto de la uva que, en Cangas, denominan pía o pie. La pía se mezclaba con el primer vino que salía de la tina. No todos los vinicultores cangueses tenían uno, debido a su coste y el gran tamaño que precisaba de un espacio amplio. Así que la maquinaria se alquilaba y prestaba.

Los 68 inventariados en 1752 se conocen a través del Catastro del Marqués de Ensenada. Gracias al documento se sabe que los lagares estaban hechos íntegramente de madera y se componían de una sola viga. En el extremo de la viga llevaban un contrapeso de piedra sujeto con un fuso o tornillo. Se desconoce con exactitud los pueblos en los que se encontraban las piezas. En el catastro únicamente aparece el nombre de los propietarios y, en el mejor de los casos, el de la parroquia donde estaban ubicados.

Imagen de la noticia
Con la información que existe se puede constatar, por ejemplo, la existencia de dieciséis lagares en la parroquia de Tebongo, que era la mayor concentración de todo el concejo, superior a la de la villa de Cangas, donde había siete. La mayoría de los propietarios eran señores, dueños de tierras y viñas, y campesinos acomodados. Así, por ejemplo, el conde de Toreno tenía tres lagares: dos en la villa de Cangas y uno, en Limés. Y el Monasterio de Corias también poseía otros tres.

También llama la atención del Tous pa Tous la existencia de lagares, y en consecuencia de viñedos, en parroquias donde hoy no queda rastro alguno de su presencia, como Jarceley, San Martín de Sierra, Santiago de Sierra, Maganes, San Pedro de Culiema y Carceda.

La existencia de estos 68 lagares, así como su localización, apuntan desde la asociación, «es otro testimonio más de la extensión geográfica que llegó a tener el viñedo en el concejo de Cangas del Narcea y de su importancia económica».

Tous pa Tous pretende que la actual recuperación del Vino de Cangas venga acompañada de un conocimiento profundo de la historia del vino y que esa historia se difunda y se reivindique. «Estamos ante un producto con más de mil años de antigüedad, cuya elaboración fue la actividad industrial más importante del concejo durante siglos y, dentro de esta industria, los lagares eran uno de sus elementos más representativos». El trabajo de la asociación cuenta con la colaboración de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Cangas.

Fuente de la noticia http://www.elcomercio.es

Más información sobre El Tous pa Tous, Sociedad canguesa de amantes del país.