Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

lunes, 5 de octubre de 2015

Se abre el mirador del poblado minero de Texeo (Asturias). Texeo exhibe su historia.

Artículo de Julio Vivas para LNE

El concejo de Riosa sumará mañana una nueva oferta turística con la apertura del mirador de las minas de Texeo. Un nuevo espacio visitable desde el que se podrá observar el antiguo poblado minero y el valle de Llamo. Además, en unos meses podrá visitarse la bocamina que ha sido restaurada este verano. Su apertura está pendiente de que el Ayuntamiento cierre un acuerdo con una de las empresas de turismo activo interesadas en su explotación, tal y como explicó la alcaldesa, Ana Díaz (IU).

El mirador será de acceso público y no es necesario solicitar la visita. Para llegar, los turistas pueden hacerlo en coche hasta la localidad de Llamo. Una vez allí, tendrán que hacer un recorrido a pie de aproximadamente 25 minutos. También se puede acceder con un vehículo todoterreno. En el futuro, como apuntó la regidora, también se pretende explotar una ruta a pie que una El Angliru con este entorno. Asimismo, se ofrecerá la posibilidad de que los turistas puedan alojarse en el poblado minero y sumergirse completamente en la experiencia. Otra de las propuestas de futuro será acceder hasta las prehistóricas minas de cobre.

Turismo activo
"Tenemos varias empresas interesadas en hacer las visitas, aunque todavía estamos cerrando la negociación, porque sobre todo queremos que se emplee a vecinos del concejo", apuntó Díaz. Un proceso que podrá dilatarse aún varios meses. Será entonces cuando se abra al público la restaurada bocamina que, según destacó la alcaldesa, "es toda una experiencia, tienes la sensación de estar muchos metros por debajo de la tierra, además, tiene una fuente natural en su interior preciosa". El recorrido por las entrañas de la restaurada bocamina será de unos 100 metros aproximadamente.

Imagen de la noticia
La construcción de mirador y la restauración de la bocamina tuvo un coste de 157.000 euros, financiados gracias al programa "Leader". Anteriormente se habían desarrollado dos de las fases del proyecto. La primera, que finalizó en el verano de 2010, precisó de una inversión de más de 700.000 euros, y en ella se procedió al desbroce de todo el perímetro del poblado minero de Rioseco, así como la recuperación de cuatro de los cinco pabellones y la chimenea. Los trabajos incluyeron el cierre de algunas bocaminas peligrosas. En otra fase, se prepararon dos de los inmuebles para utilizarlos como alojamientos rurales.

Fondos mineros
Ahora sólo queda pendiente la reforma de la casa de los ingenieros, también en el poblado, una iniciativa que pretendía llevarse a cabo con los fondos mineros, pero que finalmente no se pudo desarrollar, ya que el Gobierno de Mariano Rajoy paralizó estas ayudas. La Corporación riosana siempre ha considerado el poblado minero de Texeo como una de las principales bazas en la reactivación económica del concejo tras el declive de la minería, pero no ha sido un camino sencillo debido a los problemas para encontrar financiación. La apertura de la ventanilla para solicitar las ayudas de los fondos de desarrollo rural de la Unión Europea para el periodo 2014-2020 (Leader) supuso una oportunidad para poder desarrollar esta nueva fase de las obras que se inaugura el martes.

Fuente de la noticia http://www.lne.es/