Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

viernes, 16 de octubre de 2015

El Pozo Sotón, Linares, San Martín del Rey Aurelio (Asturias)

Tras el verano han aparecido diferentes noticias sobre el Pozo Sotón y la oferta turística que se está realizando alrededor de él.

Web sobre el Pozo Sotón y para reservar visitas.

Imagen histórica del Pozo Sotón, fuente web www.visitapozosoton.es

Turismo de pico y pala en el pozo Sotón
Un recorrido de cinco kilómetros por las entrañas de la tierra y la oportunidad de picar carbón con un martillo neumático. Estas son algunas de las posibilidades que ofrece la actividad organizada por Hunosa en el pozo Sotón desde el pasado mes de junio. Durante unas cuatro horas, los visitantes conocen, ven y sienten la historia de esta mina de carbón, activa hasta finales del año pasado y que ahora es un pozo auxiliar del María Luisa.

Una historia que comienza con el descubrimiento del afloramiento carbonífero de Sotón en 1792, cuando el ingeniero de la armada Fernando Casado Torres, enviado por Carlos IV, recorrió las Cuencas en busca de yacimientos de carbón piedra. No sería hasta 1917 cuando comenzase la preparación y profundización en el pozo. Así, durante todo el siglo XX, el pozo Sotón sufrió distintas ampliaciones y modificaciones que incrementarían su capacidad de producción y eficiencia. Son 140 kilómetros de galerías, con 10 plantas y una profundidad máxima de 700 metros. Ahora, después de cien años de antigüedad, abre sus puertas al público.

La oportunidad de conocer las explotaciones mineras de San Martín del Rey Aurelio está obteniendo muy buenos resultados y el balance, hasta el momento, es muy positivo según fuentes de la hullera pública asturiana. Además, el Sotón ha tenido ilustres visitas, como las de jugadores del Sporting de Gijón o del Real Oviedo. El éxito de la iniciativa permitirá a la firma estatal hacer frente a los costes que implica tener el pozo abierto.

Comienza la visita. ¿La indumentaria? No podía ser otra. Mono azul, cinturón de cuero con cinchas y hebillas, botas de agua, casco con luz y autorrescatadores por si hay presencia excesiva de grisú o un descenso repentino del nivel de oxígeno. Solo una cosa más antes de bajar a la explotación: charla informativa de seguridad. Seis mineros en activo son los guías de la excursión, de no más de diez personas al día y que tiene dos pases de lunes a viernes, a las nueve y a las dos.
Imagen de la noticia
La primera parada es el "corazón del pozo", es decir, la sala de máquinas. Allí es donde se encuentra toda la maquinaria que permite que la mina funcione y que se den las condiciones adecuadas para que los mineros trabajen. A partir de ahí, todo es aventura. En un embarque exterior se toma la jaula, con capacidad para ocho toneladas de peso, que desplaza a los asistentes hasta la octava planta. Unos 400 metros de vertiginoso descenso, a lo largo de los cuales se suceden galerías, vacío y oscuridad. Con los pies en tierra firme, "La Jota" espera a los visitantes para darles una dosis de realidad al poder experimentar las dificultades del sistema de explotación primitivo. No es más que una de las tantas angostas chimeneas de ventilación que dan pulmones a la mina y sirven de paso al mineral y al personal. Desde allí, por "La Jota", se desciende a la novena planta, arrastrándose y con los pies por delante. Es uno de los tramos más complicados y por eso se ofrece la posibilidad de realizar un recorrido alternativo menos complejo. Son cien metros con una pendiente media de 43 grados. Comienza entonces el paso por las zonas donde se explotaba el carbón, se observan las instalaciones de agua, aire, comunicación, control, electricidad y ventilación que se empleaban en la mina.

Posteriormente, se visita el taller vertical con rozadora, La Lozana, y el de explotación por subniveles, El Múltiple, para después descender por un plano inclinado que conduce a la décima planta. Es la última parada antes de que la jaula "Sotrondio" inicie el ascenso de vuelta. Pero antes, un último detalle. Los mensajes que los mineros se dejaban en los cambios de turno. Nada de Facebook, ni Twitter, solo tiza o rotulador para reivindicaciones, caricaturas o lo que se tercie. Finalmente, se abre el cielo. Adiós, ciudad de carbón.
Fuente de la noticia http://www.lne.es


Cerca de 1.000 personas han visitado el Pozo Sotón desde su apertura en junio.


El pozo Sotón acogerá un centro expositivo sobre la actividad minera.
 El pozo Sotón incrementará su oferta turística. Hunosa está inmersa en el acondicionamiento de la casa de aseos y de la lampistería de la explotación, que pasarán a albergar un espacio museístico y una estancia para consultar los fondos digitalizados de la compañía estatal. También habrá una pequeña tienda en la que se ofertarán diferentes artículos al visitante. Las obras ya están en macha. El proyecto -catalogado por Hunosa como Centro de Experiencias Mineras y Memoria Histórica Digital- completará la oferta de las visitas guiadas al interior de la mina que la hullera puso en marcha el pasado mes de junio en Sotón.

Responsables de Hunosa explicaron que el objetivo de la media es "dar a conocer la historia de la empresa a través de la experiencia y la interactividad del visitante con elementos reales y virtuales. La historia de Hunosa, las labores mineras, el grisú, los accidentes laborales y la documentación minera serán algunos de los ejes sobre los que giren los contenidos del centro", indicaron.

El centro también permitirá al turista consultar digitalmente algunos de los fondos del archivo histórico de Hunosa, ubicado en el pozo Fondón de Sama y en el que se conservan los documentos históricos de más de una veintena de compañías mineras. "La instalación contará, como apoyo a la visita, con la posibilidad de utilizar una aplicación móvil que proporcionará información y contenidos adicionales mediante el escaneo de códigos QR o similares. También, se utilizarán visores de realidad aumentada".

Los contenidos del centro también incluirán un visor SIG que hará posible conocer todos los elementos de interés geoposicionados sobre un mapa Google Maps o similar que ofrecerá documentación tanto de la superficie como del subsuelo, remarcaron desde Hunosa: "Otro de los contenidos estará vinculado a la denominada realidad aumentada e integrará imágenes, vídeos, textos y sonidos sobre los paneles. Fotomontajes sobre cromas mineros, juegos interactivos (minecraft), recreaciones de espacios que permitan transmitir experiencias mineras, o publicaciones, también interactivas, con estadísticas e informes mineros formarán también parte de la oferta. Una sala de audiovisuales, una recepción y una pequeña tienda completarán el centro".

Sotón, que dejó de sacar carbón a finales del año pasado y funciona como pozo auxiliar de María Luisa, no sólo tendrá usos turísticos. La hullera pública pretende destinar 12.000 metros cuadrados de la explotación a un área empresarial y de equipamientos. También prevé dedicar las edificaciones ubicadas a la entrada a naves nido para emprendedores. El pozo se convertirá en la sede de la Hunosa Verde, la división medioambiental de la hullera, y mantendrá un tercio de sus 90.000 metros cuadrados de superficie como zona de interés cultural. 
Fuente de la noticia http://www.lne.es


Las experiencias mineras y la memoria histórica digital de Hunosa.


Mallada: "Reconocer a los mineros fallecidos es de justicia"
Fuente de la noticia http://www.lne.es