Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

miércoles, 3 de febrero de 2016

Incoación para declarar como Conjunto Monumental la Mina de Bodovalle de Gallarta, Abanto-Zierbena (Vizcaya)

Resolución de 18 de enero de 2016, del Viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes, por la que se incoa y se somete a información pública y audiencia a los interesados el expediente para la declaración de Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental, a favor de la Mina de Bodovalle de Gallarta, sita en Abanto y Ciérvana-Abanto-Zierbena (Bizkaia) 

DESCRIPCIÓN
La Mina Bodovalle se ubica en las concesiones de las minas Concha II, Manuelita, San Miguel, San Benito y Ser, minas que venían siendo explotadas desde finales del siglo XIX en los términos municipales de Ortuella y Abanto y Ciérvana-Abanto-Zierbena. En realidad, la Concha II es una de las ocho pertenencias que con el nombre genérico de Concha y 120 hectáreas de superficie registraron Ybarra Hermanos, el 20 de noviembre de 1868, en el municipio de Abanto y Ciérvana-Abanto-Zierbena. El mineral de hierro se extraía en explotación a cielo abierto, la de mayor dimensión de las que existieron en la cuenca minera vizcaína, y de forma subterránea. La primera modalidad deja como legado la impresionante Corta Bodovalle, un gran corte geológico de 700 m. de largo, 350 m. de ancho y más de 200 m. de profundidad máxima. El gran hueco en forma de cono invertido dispone de una escalinata de gradas, con bancadas curvas de 5 a 10 m. de ancho y 10 a 20 m. de alto. Las bancadas inferiores, las que se corresponden con las zonas de carbonato, son las más altas, por ser menos deleznables que las de calizas y margas. Por situarse la corta en su posición final, en determinados lugares se ha reducido la anchura de las bermas al mínimo indispensable y ocasionalmente, se han unido hasta tres bancos entre sí. El acceso a la corta se realiza mediante una pista que discurre, primero por el talud oriental, para posteriormente instalarse sobre el fondo escalonado de la corta, salvando los desniveles mediante un trazado sinuoso. Las bermas se encuentran cubiertas parcialmente de finos esté- riles provenientes de la antigua planta de concentración y derrubios sueltos provenientes de los bancos superiores. Cuando la pendiente de los derrubios lo permite o las bermas se mantienen limpias de derrubios, los bancos suelen estar revegetados de forma natural con herbáceas, en mayor medida los bancos altos, donde la roca es más blanda y el suelo, con el transcurso del tiempo, se ha ido recuperando y enriqueciendo de nutrientes y materia orgánica. El ángulo de cara del banco es elevado, muchas veces casi vertical, lo que impide que sus taludes se hayan cubierto de vegetación, presentando afloramientos de mineral y estéril. Otros fenómenos geológicos de interés, como fallas, diaclasas, buzamientos, acu- ñamientos, cambios litológicos etc… son también visibles actualmente. Puede observarse la falla principal, con los cortes de minerales carbonatos de hierro oxidados con margas y calizas, los movimientos tectónicos (corrimientos) de dicha falla con sus saltos y los buzamientos del criadero de mineral con los contactos de sus muros oxidados en el pasado con vertidos que, dispuestos en bancos, se presentan revegetados de manera artificial. Tras ellos, se sitúan dos bancos de la primitiva escombrera de la corta. El fondo de la corta es también escalonado, profundizando hacia el norte, donde se alcanza la cota más honda (-38 m. bajo el nivel del mar).


Actualmente, el fondo mantiene una lámina de agua a - 24 m. (con espesor medio de unos 14 m.), que se conserva artificialmente gracias a una central de bombeo situada en el interior de la mina subterránea, que eleva el agua hasta la cota +48 m., donde nace una galería de desagüe (antiguo ferrocarril de la Cía. Franco Belga). Una de las bancadas superiores, en el extremo suroeste, se corresponde con la caja del ferrocarril de Orconera, que a través de un túnel todavía existente, daba acceso a la estación de San Miguel, donde Orconera cargaba los minerales lavados en Campomar y transportados por su famoso tranvía aéreo La Arboleda Campomar. Actualmente la plataforma se encuentra ocupada, en su mayor parte, por especies herbáceas y arbóreas que imposibilitan su percepción. Del mismo modo, la masa vegetal espontánea cubre totalmente la boca del túnel, colapsado también en alguno de sus tramos intermedios. En cuanto al estado de conservación de la corta, debido fundamentalmente a fenómenos de meteorización natural por la existencia de un macizo rocoso geológicamente muy fracturado, se han producido desprendimientos de material hacia las bermas inferiores, formándose depósitos de materiales sueltos. Estos depósitos, cuya retirada es muy compleja por su inaccesibilidad, han ocasionado una pérdida parcial y puntual de la geometría original de la excavación. Otro elemento que favorece el deterioro progresivo de la corta es la presencia de especies vegetales invasoras, como la «cortaderia selloana» (comúnmente conocidos como plumeros). Se trata de una gramínea vivaz y muy robusta, originaria de ciertas regiones extratropicales de Sudamérica, que forma grandes macollas de hasta 3,5 m. de diámetro, con pedúnculos florales de hasta 4 m. de altura. En el interior de la corta, existe un acceso a la mina subterránea donde, desde los años sesenta hasta su cierre en 1993, fueron excavados más de 50 km. de galerías. En la década de los años 70, la mina se convirtió en la segunda explotación de hierro más grande de Europa. Entre los años 1974 y 1976, se preparó una mina «nueva» con dimensiones 2 y 3 veces la anterior, sustituyéndose también el ferrocarril por palas con motor diesel autotransportadoras. En su punto más bajo, la mina alcanza una profundidad de 205 m. por debajo del nivel del mar y dispone de 60 cámaras de medidas variables, según la potencia del yacimiento, que oscilan entre 25 y 50 m. de altura y hasta 100 m. de fondo, con pilares y huecos de 25 m. cada una.

La capacidad de sus galerías y cámaras es de 8 millones de m3. Otros elementos integrantes de la mina interior son el plano inclinado, que comunica la parte superior de salida-acceso (cota +85 m.), junto a las oficinas del Polígono Abra Industrial, con la cota -110 m. de la mina, donde se localiza la zona de talleres mecánicos. El plano tiene una sección de 4,50 m. de ancho y 3,20 m. de altura y una longitud de 800 m., con una pendiente aproximada del 25%. En un primer momento, a través de dicho plano, se evacuaban los escombros de la mina subterránea por cinta transportadora. A partir de 1964, por él se transportaba al personal en un vagón llamado jardinera, que aún se conserva, construido en acero y con capacidad para 20 personas en cuatro bancos. Una vez que el plano dejó de utilizarse como acceso, se ejecutó la rampa general, que desciende desde la bocamina a cota +50 m. hasta el fondo de la mina. En el exterior de la mina y a cierta distancia al noroeste de la superficie ocupada por la corta, se localiza el castillete de la Mina Ezequiela, de aproximadamente 15 m. de altura y construido, no como acceso a las cámaras para los mineros, sino como chimenea de ventilación de todas las labores subterráneas. Es de estructura metálica arriostrada, con una caseta superior que albergaba las ruedas que accionaban el cable (ya desaparecido) que sirvió para la construcción de la chimenea de 80 m. de profundidad.

En el castillete, se instalaron los ventiladores que extraían el aire contaminado de la mina. Muy cerca de la corta y a escasos metros del Museo Minero se conservan dos antiguas casas mineras, construidas entre 1880 y 1890, según certificado del Juez de paz de Abanto y Ciérvana, en las que nacieron y vivieron, a partir de 1893, los miembros de la familia Urruela-Salazar. Ambas son sencillas construcciones: una de ellas consta de dos plantas con unas dimensiones de 11x8 m. y cubierta a cuatro aguas, construida en mampostería y estructura de madera, con teja plana y huecos adintelados; la segunda, ubicada a escasos metros, de dimensiones 12x9 m., cubierta a dos aguas y vanos rectangulares, alberga dos viviendas, la posterior con acceso desde una escalera lateral, y presenta diversos anexos degradantes en su fachadas zagueras.

La Corta Bodovalle es el elemento más representativo del Conjunto Monumental, por su imponente presencia, su valor emblemático y su dimensión paisajística; siendo ilustrativa por sí misma del proceso completo de explotación del yacimiento a cielo abierto, al conservar todos los elementos necesarios desde el trabajo de extracción (taludes y bermas), el vertido de estéril (escombreras) y el transporte de mineral (galerías y explanaciones para ferrocarril). Todo ello atesora un importante potencial didáctico, reforzado además por la condición expuesta del material geológico, con el atractivo añadido de la espectacularidad cromática resultante de la oxidación de la siderita. Su excepcionalidad se sustenta también en las grandes dimensiones del «cráter», que lo convierten en el mayor del País Vasco; en ostentar el título de última de las explotaciones vascas de hierro a cielo abierto y, por último, en constituir el punto accesible a cielo abierto más bajo de la CAPV. Por otra parte, los escasos rellenos efectuados en la misma así como el bombeo de las aguas superficiales impidiendo su inundación natural posibilitan su percepción en toda su magnitud, con las dimensiones máximas que llegó a tener en su última fase de explotación sin que, por el momento, se haya visto afectada por fenómenos ajenos a su propia evolución que desfiguren su autenticidad.

También en la mina subterránea, se identifican elementos de interés, por su gran valor resignificante. Los elementos inmuebles de mayor valor, afectos al Conjunto Monumental de la Mina Bodovalle con nivel de Protección Especial son:
 — Taludes, bermas y material geológico de la corta.
— Los dos bancos inferiores de las escombreras de estéril.
— Bancada y túnel del ferrocarril de Orconera.
— Boca y galería del antiguo ferrocarril de la Cía. Franco Belga.
— Bocamina de la mina subterránea (cota +50 m.).
— Boca y primer tramo de 145 m. del plano inclinado, hasta cota +50 m.
— Castillete de la Mina Ezequiela (en el exterior).

Como Bien Mueble inseparable de los anteriores, se protege también en el nivel Especial la Jardinera. Por último, se incluyen en el Conjunto Monumental, con nivel de Protección Básica, los siguientes elementos inmuebles de interés, más indirectamente relacionados con la mina:
— Casas mineras de Campo Diego.
— Museo Minero del País Vasco, ubicado en el antiguo matadero.

Noticia sobre la incoación. La protección de Bodovalle continúa.

Imagen de la noticia

Fuente de la noticia http://www.deia.com/