Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

lunes, 9 de noviembre de 2015

Valencia. Retiran las tejas de los cupulines de La Ceramo tras los desprendimientos.

Tras las denuncias de Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural los bomberos fueron MUY rápidos en acudir a La Ceramo.

Artículo de Carlos Garsán

 Los cupulines que presiden la portada neomudéjar de La Ceramo se han quedado sin tejas. Los desprendimientos derivados de la fuerte lluvia, tal y como contó ayer Cultur Plaza, han llevado al Ayuntamiento de Valencia a tomar la decisión de precintar la zona para impedir el acceso de vecinos, una actuación que se ha completado con la retirada de las piezas de reflejo metálico que decoraban el portón de la histórica fábrica.

Imagen de la noticia
El inmueble amaneció hace apenas unos días sin varias de las tejas, que se habían desprendido de la ya de por sí débil estructura. Los vecinos alertaron de la situación del inmueble, símbolo del barrio de Benicalap, un mal estado que obligó al Consistorio a realizar unas obras de urgencia en abril tras el derrumbe de parte del tejado. Los trabajos no fueron suficientes.

Varios efectivos municipales se personaron ayer en el inmueble, cerrado a cal y canto desde 1992, para proceder a la retirada de piezas, una actuación que se hizo efectiva tras la denuncia de César Guardeño, presidente de la asociación Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural. A primera hora de la mañana alertó a los bomberos, quienes acudieron a la zona para desmontar las piezas cerámicas y los recubrimientos que todavía quedaban, unas tejas que se encargarán ellos mismos de custodiar. Al menos por el momento.

Imagen de la noticia
Aunque desde la concejalía de Patrimonio se dio la orden de guardar las piezas en el interior del inmueble, los efectivos hubieron de llevárselas consigo. El motivo no es otro que la inaccesibilidad de la antigua fábrica, pues tras las obras precautorias ejecutadas antes de verano se tapiaron sus entradas. Más tarde, tras la retirada de las tejas, desde el Ayuntamiento de Valencia se envió a personal de mantenimiento para cubrir la fachada con una tela metálica con el fin de evitar que posibles cascotes impacten sobre la vía pública.

Nuevas quejas ante el Síndic
Sin embargo, y a pesar de la actuación, el destino del inmueble es todavía una incógnita y son muchas las entidades que esperan una solución definitiva más allá de los "parches" para evitar que caiga en ruina. Los últimos trabajos realizados en el edificio se llevaron a cabo, precisamente, como respuesta a una denuncia de la asociación cultural, que resultó en una recomendación del Síndic de Greuges que instaba a la rehabilitación del mismo. Sin embargo, éstos solo se centraron en el 20% de la estructura, concretamente en las cubiertas que recaen en la avenida de Burjassot, con el fin de evitar futuros hundimientos y filtraciones.

Tras la caída de tejas, la asociación Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio se ha dirigido de nuevo al Síndic para que reabra el expediente pues, según explican, "nuestras quejas solo han sido atendidas de forma parcial dado que lo que perseguimos es la rehabilitación y protección total del inmueble, cosa que a tenor de lo visto con los desprendimientos de las tejas no está siendo así". Más de dos años después de su primer informe, la lucha continúa. De igual forma, César Guardeño expresó su "sorpresa" al comprobar que durante las obras precautorias realizadas entre abril y mayo "ningún técnico se preocupó por valorar de manera pormenorizada el estado de la fachada y los cupulines". 

Imagen de la noticia
La rehabilitación integral es casi una utopía, un proyecto que, a pesar de la petición histórica de los vecinos, nadie se ha atrevido a acometer. Hace pocos meses, además, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte cerró de un portazo la posibilidad de que pasara a formar parte del Museo Nacional de Cerámica 'González Martí'. El gobierno central calificó de "inasumible" la adquisición de la misma por la "cuantiosa inversión" que supondría, a pesar de que el director del museo, Jaume Coll, había mostrado su intención de ubicar en La Ceramo talleres y cursos en colaboración de la Universitat Politècnica de València.

Fuente de la noticia Valencia Plaza