Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

viernes, 20 de noviembre de 2015

La antigua fábrica de loza de Oviedo. De la declaración BIC a la ruina.

Artículo de Susana Neira para El Comercio

El gobierno local lucha contra el Ministerio de Defensa por la propiedad de la antigua fábrica de armas de La Vega. 120.000 metros cuadrados sin actividad en situación estratégica, en plena entrada de Oviedo, que el Estado, a pesar del coste de su mantenimiento, no está dispuesto a ceder. A la par, el Ayuntamiento negocia también con la empresa Edp la permuta de las instalaciones de la fábrica de gas en la calle Paraíso. El plan especial autorizado a la compañía, que incluye un centenar de viviendas, la cesión de un espacio al municipio, el derribo de algunas instalaciones y la conservación de otras, tampoco resulta satisfactorio para los socios del ejecutivo ovetense. La fábrica de loza, en cambio, corre peor suerte. Nadie apuesta por recuperar estas instalaciones.

Pasó épocas de vacas flacas durante su más de un siglo de actividad, pero cayó en la desgracia más absoluta a partir de 2007. Tras varios Expedientes de Regulación de Empleo, su última propiedad despidió a los últimos 40 trabajadores y cerró sus puertas en 2009, dando paso a su liquidación y sin ningún amago de reabrirla.

Imagen de la noticia
Para estas instalaciones, desde entonces, no ha habido más que bofetadas. El Principado escuchó a los últimos obreros cuando, en 2007, le solicitaron, en plena lucha, una declaración de Bien de Interés Cultural para el complejo que tramitó y aprobó. Pero, tras escuchar a los administradores concursales, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) anuló dicha protección. Consideró que los informes que avalaron dicha catalogación eran insuficientes. Solo la Real Academia de Historia emitió uno completo y fundamentado. De los otros dos, la Universidad de Oviedo respondió de forma desfavorable a la declaración de BIC y la Real Academia de San Fernando de forma incompleta. Cultura se quedó con ese fallo y descartó recurrirlo. Tampoco reabrir el expediente. El pasado enero habló de incluir «determinados elementos singulares en el inventario de Patrimonio Cultural de Asturias». Los resultados de dicho estudio, si se ha iniciado, no se han publicado.

Mientras tanto, en los últimos seis años la locería no ha hecho más que recibir ataques. A las continuas visitas de saqueadores -la Guardia Civil detuvo a al menos una veintena de personas solo en 2010, algunas cargando furgonetas enteras con vajillas y cobre- se le sumaron dos incendios en las antiguas oficinas de Gerencia y uno posterior en un almacén. El interior, por dentro, es cada vez más desolador. Basura, maleza y muchas pintadas de okupas. Es lo que queda de la fábrica de loza de San Claudio.

Fuente de la noticia http://www.elcomercio.es