Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

viernes, 6 de noviembre de 2015

Museo Etnográfico de Benalauría (Málaga)

El Museo Etnográfico de Benalauría, es un antiguo molino del siglo XVIII destinado principalmente a la extracción de aceite mediante el prensado de la aceituna, uno de los productos de Andalucía más prestigioso y reconocido mundialmente. El molino conserva intactas su maquinaria y sus herramientas.



Situación: C/ Alta nº 115 - 29491 Benalauría, Málaga

Horario: 13-14 h. y 16-18 (sábados, domingos y fiestas), En otros días con cita previa -

Entrada: General 1,50€. Niños hasta 16 años y grupos de 15 personas 0,90€. 

Teléfonos: 952152548 y 646028992



Más información sobre el museo y fuente de imágenes

Artículo sobre el molino "Un homenaje al pasado rural"
Artículo de J. J. Buiza para Diario Sur

Benalauría puede presumir de albergar uno de los molinos de aceite mejor conservados de la provincia de Málaga, convertido desde hace más de dos décadas en espacio museístico, oficina de turismo y lugar emblemático del pueblo. El denominado Museo Etnográfico de Benalauría hunde sus orígenes en 1993, cuando se constituye La Molienda Sociedad Cooperativa Andaluza, gracias en parte a las ayudas para el desarrollo rural aprobadas por la Junta de Andalucía.
Cinco socios conformaban por aquel entonces aquella entidad, que todavía cuenta con la titularidad del Molino de Antonio Almagro, que era el más completo de los que existían en la población. La cooperativa se encargó de su arreglo, restauración y también de su recuperación para uso turístico, dando forma a un ambicioso proyecto de musealización que se completaría al año siguiente ( en 1994) con la ocupación de un segundo molino y la instalación de un mesón como complemento del primero.

El Museo ocupa la planta de un molino de grandes dimensiones que conserva el mismo aspecto que debía tener cuando inició su actividad en el siglo XVIII. En su interior alberga una almazara 'de sangre', lagares y numerosas y curiosas piezas, no solo relativas al oficio de la molienda, sino a todo lo relacionado con la vida en el campo en épocas pasadas.

Imagen sobre la noticia
Todo ello se dispone en torno a seis salas, además de la entrada, en la que se encuentran la taquilla, servicio de guías y tienda en la que adquirir productos típicos, como el licor de pasas o las castañas al licor. Sorprende al visitante especialmente la extraordinaria prensa de viga árabe de 12 metros de longitud y sus correspondientes aljibes de aceite, elemento que preside la primera sala. En la antigüedad, este fue uno de los primeros molinos en alternar la prensa de la aceituna y la de la uva por lo que, además de los depósitos del aceite, se conservan también un par de lagares.

En un punto intermedio se sitúa la vieja caldera que facilitaba la prensa y primera limpieza del aceite. Es en la tercera sala donde se encuentra el molino propiamente dicho: dos pesadas piedras junto a los aperos de las bestias que se encargaban de moverlas y demás herramientas y aperos de labranza.

Un conjunto de pesas y medidas, los atrojes (que se encargaban de separar las aceitunas para los diversos clientes) y un almacén secreto, donde se supone que el molinero podría escamotear parte del producto a los recaudadores de impuestos, completan el área dedicada a la molienda, aunque el museo acoge otros elementos relacionados con las labores del campo. Entre ellos, cabe citar una prensa de uva, trillos de ruedas, arados, elementos para la fabricación y moldeado de alimentos.
...

Fuente de noticia http://www.diariosur.es