Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

jueves, 15 de diciembre de 2016

Entrevistas del blog. Sara Soriano Gimenez, historiadora del Arte. Ha estudiado La Ceramo

Hoy os presento la entrevista que he realizado a Sara Soriano Gimenez
Licenciada en Historia del Arte, técnica de Patrimonio Cultural, conservación preventiva.

Su tesina se llama "La Ceramo y su recuperación de la industria cerámica de la Valencia Bajomedieval. Estudio y análisis de modelo de revival del siglo XIX"

La entrada está ilustrada con imágenes propiedad de Sara Soriano, desde aquí quiero agradecerle su cesión para el artículo y que respondiera a mi entrevista.

Sara Soriano


1. Nos encontramos ante un ejemplo de gran valor de Patrimonio Industrial Valenciano, ¿qué es lo que hace a esta fábrica tan especial? ¿Qué valores tiene?
La singularidad de La Ceramo radico, en que sus métodos de producción fueron  estrictamente artesanales hasta el año de su cierre en 1992.Idénticos a los realizados por los antiguos alfareros mudéjares asentados en nuestras tierras en la baja edad medieval. La producción de loza dorada cuyo esplendor se remonta  a los siglos XIV-XV, resurge en el periodo historicista dentro de la corriente orientalista Neomudéjar en La Ceramo, pero con los matices propios de los “revivals” que caracterizaron al siglo XIX. La fábrica mantuvo la esencia de la técnica ancestral, en la ejecución de las piezas.  Desde la  extracción de las arcillas del légamo del Turia para la preparación de sus pastas, la elaboración de sus barnices, el torneado en el torno tradicional de rueda, la cocción en sus hornos morunos,  así como en la exquisita y minuciosa decoración de sus piezas. Su fundador recorrió los más prestigiosos Museos de Europa y América para conseguir una gran colección de calcos de las piezas de la época de esplendor de Manises para reproducir en su taller, siguiendo la moda generalizada del momento. La creación de La Ceramo incorporo modelos encargando a prestigiosos escultores figuras originales, para la confección de los moldes que dan como resultado placas, fuentes, metopas. También es conocida su producción cerámica dentro de la vertiente  modernista valenciana iniciada a principios del siglo XX, con un gusto  por lo floral representativo del momento. Muestra de ello son los apliques arquitectónicos de las pequeñas rosas, (entre otros elementos) que decoran la fachada de La Estación del Norte.

Hoy en día La Ceramo tiene valor histórico porque con su producción contribuyo a conformar la corriente histórico-artística de la época, dejando su huella en edificios emblemáticos por todos conocidos de nuestro patrimonio cultural valenciano, como el Mercado de Colón, entre otros testimonios.

Albarelo. Reflejo metálico. Colección particular
Posee un alto valor etnológico en tanto que fue productora de una técnica ancestral, y en sus instalaciones su modelo constitutivo es expresión de conocimientos adquiridos y arraigados por la comunidad, expresión relevante de la cultura tradicional valenciana. Su tipología arquitectónica responde a la de casa factoría donde encontramos la vivienda, el lugar de producción y el punto de venta. Podemos diferenciar en la estructura de fábrica, las dependencias donde se desarrollaba la producción: el cuarto húmedo, la nave obrador, las balsas de decantación y las de almacenaje, el laboratorio ancestral y de manera destacable  el alto valor constructivo de sus hornos morunos.

La importancia reside en el conjunto, todas las partes de La Ceramo son claves para entender el proceso productivo.

2. Han habido algunas dudas sobre el año de construcción de La Ceramo, nos podrías sacar de esa duda.
Los orígenes de La Ceramo se remontan a 1885, según la tradición familiar y la edición de un catálogo para conmemorar su centenario editado en su momento por la Conselleria de Industria Comercio y Turismo de la Generalitat Valenciana. No obstante,  el expediente del Archivo nos revela que en 1888 se pide un permiso para”… la construcción de una fábrica de cerámicas con sus respectivos hornos…” y un protocolo notarial de 1889 nos indica que “…D, José Ros  y D. Julian Urgell y Pubill forman la sociedad que tiene por objeto la fabricación de cerámica en camino de Burjassot con razón social Ros y Urgell…”

Base cuenco estilo Paterna.
Estos datos nos hacen pensar que probablemente La Ceramo, comenzaría su producción quizás a modo de taller antes de lo que indican los expedientes y con posterioridad a 1885 se consolidaría como fábrica de cerámicas y mayólicas. José Ros, su fundador era ebanista de profesión se encargaba de la restauración de muebles antiguos. Ante la creciente moda de los orientalismos y la regeneración de las artes decorativas,  se inició en esta empresa con expertos alfareros de Manises.


3. Has realizado un trabajo de investigación sobre La Ceramo como trabajo final de máster, ¿nos puedes decir de qué trata dicho trabajo?
El trabajo aborda desde  los orígenes de La Ceramo,  a un análisis de las dependencias y los métodos de producción.  Se destaca la impronta  de La Ceramo en los edificios valencianos durante  el periodo del eclecticismo y el reconocimiento a su producción en certámenes nacionales e internacionales.  El trabajo termina con una puesta en valor que versa sobre la recreación de la actividad y protección de las artesanías.

He de mencionar aquí ya que hablo del trabajo de  la importancia de las fuentes orales, los testimonios de antiguos trabajadores y expertos del ámbito de la cerámica,  fueron clave  para iniciar la investigación.

Cuenco estilo Paterna. Oxido de Manganeso y Oxido de Cobre. Colección particular


4. ¿Cómo comenzó tu interés por este ejemplo de Patrimonio Industrial valenciano?
Desde muy pequeña estoy vinculada a la cerámica, mis padres son alfareros ceramistas, y he vivido muy de cerca todo el proceso de trabajo de este oficio milenario.  Además mi padre trabajo en La Ceramo como alfarero, siempre me describía la fidelidad con la que se ejecutaban las piezas, así que cuando curse el Máster de patrimonio cultural: identificación, análisis y gestión en 2013y tuve que  hacer el trabajo final no lo dude ni un momento.


5. ¿En qué estado encontraste La Ceramo al entrar en el estudio arqueológico?
La Ceramo se encontraba en un avanzado estado de deterioro, principalmente debido a dos factores: el daño causado por el propio del paso del tiempo y la acción antrópica, es decir, las ocupaciones espontaneas que han provocado diferentes episodios de vandalismo. La combinación de ambos agentes ha degradado los bienes muebles y las estructuras de fábrica.

Base del Albarelo. Imagen de marca, La Ceramo


6. Has estado investigando esta antigua fábrica y tu padre trabajo en la misma ¿Qué sentiste al entrar por primera vez a la Ceramo?
Una sensación de desánimo al observar el estado de deterioro y abandono en el que se encontraba.  Al mismo tiempo esperanza al ver que se comenzaban a tomar medidas para encauzar un proyecto futuro de recuperación de la fábrica.


7. Alguna idea sobre el posible uso que se le podría dar a La Ceramo.
El uso que debería darse a la fábrica tendría que ser acorde con su naturaleza y carácter. En este caso lo idóneo sería enfocarlo hacia la recreación de la actividad que se realizaba tradicionalmente en sus instalaciones.  Combinado con espacios de formación, investigación y exposición.


8. Se ha realizado un primer estudio e inventario arqueológico ¿Cuál crees que debería ser el siguiente paso?
Sería conveniente llevar a término un estudio histórico, un análisis del edificio y un examen de  patologías.  Estos aspectos son esenciales para a la hora de iniciar  la fase de rehabilitación se tenga en cuenta la identidad  y singularidad del inmueble, que son los que le otorgan su valor dentro del patrimonio cultural valenciano.

La concurrencia de las diferentes disciplinas y técnicas en la recuperación de este tipo de bienes es el camino a seguir. Basándonos en la conservación integrada, resultado de buscar las acciones de restauración adecuadas, teniendo en cuenta que el patrimonio cultural es un bien común de todos los ciudadanos.



*Próxima entrevista, Alfonso Pastor, último propietario de La Ceramo