Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

lunes, 4 de enero de 2016

Una investigación sobre el patrimonio industrial de Eibar (Guipúzcoa), demuestra la «riqueza arquitectónica» de muchos inmuebles en desuso.

Un estudio revela "la riqueza" del antiguo patrimonio de los inmuebles industriales
Artículo de Alberto Echaluce para Diario Vasco

Estudio. El arquitecto Mikel Aparicio ha concluido el análisis de datos de cerca de 75 edificios industriales antiguos que demuestran el pasado eibarrés como 'ciudad-taller'.

Futuro. Se trata de llevar a cabo una valoración de todo el patrimonio industrial inmueble, para posibilitar unos usos, de cara a su perpetuación y mantenimiento. Se piensa elaborar una aplicación informática para poder conocer el conjunto de edificios históricos.

Una investigación sobre el patrimonio industrial local, realizada por el arquitecto eibarrés Mikel Aparicio Azpilikueta, demuestra la «riqueza arquitectónica» de muchos inmuebles en desuso.

Este estudio ha concluido su fase inicial de toma de datos. El trabajo, encargado por la comisión Ego-Ibarra, trata de generar una sólida base documental del patrimonio industrial inmueble de Eibar. Asimismo, busca «poner en valor» todas estas edificaciones extendidas por la ciudad y también trata de facilitar la toma de decisiones sobre posibles actuaciones urbanísticas y arquitectónicas sobre dicho patrimonio.

Tras una labor de investigación realizada en los Fondos del Archivo Municipal, sobre las edificaciones industriales de los últimos cien años, se conoce un importante legado y ahora surge el reto más importante, «el ofrecer una valoración aproximada y en un futuro próximo unos usos acordes».

Los expertos en arquitectura valoran que estas importantes edificaciones «hacen de Eibar una ciudad diferente que siempre innovó y que tiene que seguir en esa senda, para lograr la recuperación de sus locales», señalaba Aparicio.

La insólita mezcla de usos, tanto en la propia ciudad como en el interior de los edificios; las abruptas formas construidas provocadas por una orografía complicada y la imperante necesidad de suelo, así como el uso de una arquitectura moderna con mayor libertad para los arquitectos, convierten a Eibar «en una ciudad única, digna de estudio y escasamente reconocida hasta el momento», decía Aparicio.

Imagen de la noticia
El ejemplo de Poblenou
Hasta el momento el patrimonio industrial estaba siendo estudiado desde el punto de vista histórico y de arqueología industrial. El trabajo de Aparicio se ha centrado en la perspectiva arquitectónica y urbana, y se constata que «Eibar es un modelo único de ciudad-taller. Tiene un valor muy importante este patrimonio del que creo que los eibarreses no están muy concienciados. Mis profesores de Arquitectura se quedaron impresionados cuando visitaron éstos edificios», decía Aparicio.

Anteriormente, este arquitecto eibarrés ya contaba con la positiva experiencia de haber realizado una tesina dirigida a la adecuación del cambio de uso de los edificios industriales en Poblenou (Barcelona). «En este municipio se ha trabajado muy bien en conseguir unos usos para una serie de edificios que perpetuan su pasado industrial. Puede servirnos de modelo lo que han realizado allí», decía Aparicio
  
Tesis doctoral
En este contexto y bajo el paraguas de la redacción de una tesis doctoral sobre el tema, en la que la comisión Ego-Ibarra está siendo protagonista imprescindible, la primera parte de la investigación ha comportado una toma de datos completa sobre la evolución urbana y la construcción de los edificios industriales. «Para su puesta en valor se requería una investigación previa, e incluso su difusión. Contamos con ejemplos importantes como Soroa, en Matxaria, o Gaspar Arizaga, en donde el empresario montaba abajo el taller y arriba su vivienda. También hay casos como Portalea y Leonardo Azpiri en los que se ha actuado, pero en los que se ha dejado escapar su característica diferenciadora de estar ubicados sobre antiguas fábricas». Esta parte está centrada principalmente en una profunda investigación de archivo recogiendo la máxima información posible sobre la construcción de estos edificios. Se han estudiado también fotografías y planos históricos de la ciudad que recojan la evolución urbana que va sucediendo en Eibar, ayudando a entender el conjunto actual. «Contamos con iniciativas importantes como El Casco, con 8.000 metros cuadrados, en pleno centro urbano, que ahora es algo impensable, o también Laspiur, encima del río. Existía una necesidad imperiosa de crecer y se utilizaban todos los espacios posibles para su ubicación».

Aplicación informática
En los próximos dos o tres años, la investigación seguirá completándose, además de en el apartado arquitectónico-urbano, también en la historia y en los procesos productivos acaecidos en los talleres, de forma complementaria, «humanizando y dando vida a estos edificios en los que nuestros mayores trabajaron sin descanso, innovaron, crecieron y consiguieron perpetrar la 'marca Eibar' de una época; lograron forjar su carácter, propio e indisoluble de la industria». Para ello, se va a elaborar una aplicación informática que va a contar con unas fichas, sobre el origen, historia y producción, que nos permitirá sumergirnos e indagar en esta arquitectura, acompañado de una memoria escrita que desentrañe los aspectos fundamentales. «El formato será divulgativo para poner en valor este patrimonio arquitectónico diferenciador de Eibar, y en el que su tratamiento comporta una de las claves del desarrollo urbano futuro de la ciudad». Según Aparicio, también «el ayuntamiento está sensibilizado en el mantenimiento de este patrimonio y sin su concurso, dada la importante dotación económica que requiere, no se podrá llevar a cabo. Creo que sería posible compatibilizar su uso con viviendas, oficinas, locales sociales...».

Fuente de noticia http://www.diariovasco.com