Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

lunes, 9 de febrero de 2015

Entrevista a Javier Puertas: "Babcock & Wilcox fue el Mercadona de la chatarra este verano"

Entrevista de José Basurto para DEIA. Una entrevista muy interesante que hoy os transcribo.

Lo que sucedió el pasado verano en las antiguas instalaciones de Babcock & Wilcox en Sestao y Trapagaran ha causado una honda preocupación en el seno de la asociación que vela por el mantenimiento y la recuperación de la memoria histórica industrial de Euskadi. “Aquello parecía el Mercadona de la chatarra”. Así lo describe Javier Puertas, presidente de AVPIOP. Por eso han urgido al Gobierno Vasco para que declare bien cultural lo que queda de una de las fábricas más emblemáticas de la Margen Izquierda antes de que el daño sea irreparable. Según las conversaciones que han mantenido con los responsables del Ejecutivo, confían en que se producirá en los próximos meses. Pero ahora les preocupa más Zorrotzaurre, otra zona con un alto valor patrimonial industrial. Piden una mayor protección para que no pase lo mismo que en la antigua fábrica de bienes de equipo.

¿Se sigue robando en las instalaciones de la Babcock? .
-Prácticamente no porque lo único que queda allí es la estructura de hormigón, y eso no tiene valor para los que han estado robando.

-¿Qué es lo que se han llevado entonces?
-La cubierta, que tenía un gran valor histórico industrial.

¿Para qué la querían?
-Para venderla como chatarra. Y allí había mucha chatarra. Estamos hablando de una instalación que tiene 200 metros de largo por 200 metros de ancho. O sea, 40.000 metros cuadrados de cubierta.

¿Cuándo empezaron a detectar los robos?
-A partir de mayo de 2014 vimos que había movimientos dentro de la fábrica y para septiembre nos dimos cuenta que aquello parecía el Mercadona de la chatarra. Entraban camiones con grúas articuladas para poder sacar la mayor cantidad de chatarra posible. Aquello fue un expolio masivo.

¿No había vigilancia?
-Sí, pero solo un guarda jurado, que ya nos dijo que él no quería meterse en problemas. Fue una irresponsabilidad absoluta, un mirar hacia otro lado.

¿Qué decían los propietarios?
-La propiedad en estos momentos está en manos de los administradores concursales puestos por el juez y ellos nos decían que no tenían ningún condicionante legal para actuar, que su único objetivo era vender todos los activos, y entre ellos, esa parcela que ocupa la fábrica.

¿Y los ayuntamientos implicados?
-Tanto Sestao como Trapagaran se han comprometido a contratar una empresa para realizar el derribo selectivo de los elementos de la estructura que pudieran estar en riesgo de derrumbe.

¿Sigue teniendo valor la estructura?
-Sí, por supuesto. Tiene un valor patrimonial muy importante. Hay que recordar que fue la fábrica construida en hormigón armado más grande del Estado. Estamos hablando de finales de 1910.

¿Podría volverse a reutilizar?
-Claro que sí. Se podría desarrollar una nueva actividad económica. Este edificio aportaría un valor añadido a las actividades que en él se realizan. Hay ejemplos de ello en muchas partes de Europa.

¿Por ejemplo?
-En Alemania hay un Ikea metido en una nave industrial del siglo XIX. Pero además es que en Europa hay muchas antiguas instalaciones industriales que son un producto turístico. En la cuenca del Ruhr, en Inglaterra o en Polonia hay instalaciones que reciben hasta dos millones de turistas al año, y aquí el Guggenheim recibe uno.

Volvamos a Euskadi. ¿Hay futuro en la Babcock desde el punto de vista histórico industrial?
-Sí. Nosotros estamos muy esperanzados. Hemos tenido conversaciones con el Gobierno vasco y esperamos que sea declarado como bien cultural. Va a ser un hito muy importante.

¿En estos momentos hay casos parecidos al de la Babcock en cuanto al peligro de expolio?
-Sí. Estamos muy preocupados con Zorrotzaurre porque hay algunas instalaciones que están siendo objeto de robos. Y la gente que roba son como auténticas termitas. En poco tiempo se llevan el cobre, el acero o lo que haga falta.

¿Hay muchos edificios o instalaciones dignas de ser protegidas en Zorrotzaurre?
-Nosotros en su día hicimos un inventario de arquitectura industrial a petición de la comisión gestora y en él marcamos el top ten de aquello que podía ser reutilizado. El problema es que algunas ya han sido saqueadas o derribadas por culpa de un incendio.

¿Qué se puede hacer para evitarlo?
-Reforzar la vigilancia. Es un coste pero creemos que hay que verlo como una inversión porque va a cualificar esa futura ordenación de Zorrotzaurre.

¿Cuántos elementos industriales del País Vasco tienen catalogados en la asociación?
-2720, pero de ese inventario consideramos que solo el 20% tiene valor como para ser declarado bien cultural. Es decir, alrededor de 500 podrían tener esa catalogación.

¿Y cuántos hay actualmente declarados por el Gobierno vasco?
-No llegamos ni a los 100. Todavía estamos bastante lejos de esa cifra. Pero bueno, entendemos que hay que ser muy cautelosos a la hora de declarar un bien cultural.