Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

viernes, 27 de febrero de 2015

Comienza la restauración del molino de Domingo Estévez, el tercero de Corralejo (La Oliva, Fuerteventura).

Corralejo podrá disfrutar en un plazo de siete meses de la última de las estructuras históricas de molienda de grano que quedaba por restaurar en la localidad. Ese es el plazo del proyecto de rehabilitación del Molino de Domingo Estévez, cuyas obras acaban de comenzar, y que lleva al Cabildo de Fuerteventura y al Ayuntamiento de La Oliva a encaminar el tramo final de una actuación que ha necesitado de la implicación de ambas administraciones.

La consejera insular de Obras Públicas y Carreteras del Cabildo, Edilia Pérez, recordó que desde el Cabildo y el Ayuntamiento "hemos puesto mucho de nuestra parta para sacar adelante el proyecto, como ocurriera este pasado mes de diciembre en que se presentó a los vecinos y familiares la restauración de la Molina de Manolo Hierro y la plaza de José Antonio Umpiérrez Bolaños".

Añadió la consejera que "ahora, con la restauración del Molino de Domingo Estévez, un proyecto que incluye la creación de una plaza en el solar donde está el edificio, enaltecemos el nombre de otro vecino ilustre del norte de Fuerteventura y recuperamos para su disfrute por residentes y turistas una estructura de enorme importancia desde el punto de vista histórico, etnográfico y patrimonial".

Imagen de la noticia
La colaboración institucional se ha desarrollado en el marco de un convenio de colaboración y en un proceso en que el Ayuntamiento ha adquirido el inmueble y el solar en que se ubica, y asume actualmente la dirección de las obras. El Cabildo, por su parte, se ocupó de financiar la redacción del proyecto y de dotar de inversión también a las obras, que cuentan con un presupuesto de 171.000 euros.

Junto a la restauración de la Molina de Manolo Hierro y la construcción de la plaza de José Antonio Umpiérrez, la inversión reciente del Cabildo para recuperar este tipo de inmuebles ha superado los 300.000 euros. Junto a la Molina del Carmen o de Juan Morera, restaurada años atrás, próximamente, Corralejo verá de esta manera restaurados sus edificios de molienda de grano.

Molinos y molinas en un espacio urbano
Décadas atrás, las molinas de Juan Morera y Manolo Hierro y el molino de Domingo Estévez se asentaban sobre el jable, encarando al viento en un espacio abierto junto al mar. Sin embargo, con el desarrollo turístico de Corralejo, las construcciones fueron extendiéndose hasta quedar estas tres estructuras en el interior del espacio urbano, curiosamente, las tres tocando en distintos puntos con la calle Isaac Peral.

A diferencia de la Molina de Manolo Hierro, que tuvo que ser trasladad a un solar más amplio al haber quedado enmarcada en su día entre dos edificios, el Molino de Domingo Estévez sí mantendrá su ubicación original, en un terreno que circundan las calles Pizarro, Isaac Peral y Baja del Mejillón, muy cerca del tercer edificio de molienda de la zona, la Molina de Juan Morera.

Junto a la restauración propiamente dicha del edifico del molino y su estructura de molienda, el proyecto redactado por el arquitecto técnico Marcos Alonso Rodríguez incluye el acondicionamiento del terreno como zona de recreo y esparcimiento. Las principales piezas del molino que se recuperan en la restauración son la rueda, las piedras molineras y el husillo, mientras que se hace necesario reponer completamente las aspas y el capacete, que se encontraban en mal estado.

En cuanto al acondicionamiento de la plaza, al estar el terreno en pendiente, se habilitarán accesos a pie de calle en la zona más alta, con un paseo de piedra molinera y baldosas, y escaleras en las zonas más bajas. También, se colocarán aceras adoquinadas alrededor de todo el recinto. La plaza contará con dos pérgolas de madera representando piedras de molino, y equipamientos como bancos e iluminación.

El  Molino de Domingo Estévez. Se cree que la construcción de este molino se remonta a los años 50 el siglo pasado. Algunos vecinos dicen recordar que se encontraba en uso y moliendo gofio hasta finales de los años 70.


Noticia en otros medios