Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

viernes, 6 de mayo de 2016

Bélmez (Córdoba). Encasur pone a la venta por 367.000 euros el segundo pozo en la comarca.

Artículo de Ernesto Mauriz para El Día de Córdoba

El patrimonio industrial del Alto Guadiato continúa en peligro. El alcalde de Belmez, José Porras (PSOE), desveló ayer que Encasur Endesa ha puesto a la venta una nueva instalación minera en la comarca, el llamado pozo Belmez, explotación ubicada en el término municipal homónimo. El regidor informó de que hace unas semanas recibió un correo electrónico de la empresa con el que notificaba la puesta a la venta de esta antigua explotación minera, como también ha hecho con el pozo María, en Fuente Obejuna. 

"No podemos permitir que se desmantele el patrimonio minero del Guadiato, que es una de nuestras señas de identidad", proclamó el regidor, que avisó de que el Ayuntamiento hará "todo lo posible" por evitar su venta. Así, el Consistorio trabaja ya de la mano de la Fundación Cuenca Minera del Guadiato con la vista puesta en evitar el "desmantelamiento" de este vestigio del patrimonio minero belmezano. El precio con el que se ha puesto a la venta esta infraestructura es de 367.0000 euros, dijo Porras. 

Imagen de la noticia
El pozo Belmez fue construido por Encasur y en 1979 se inició la explotación; tiene 325 metros de profundidad. Cuenta con un castillete metálico de hierro en muy buen estado, pues conserva poleas, cabestrante y las dos jaulas. Esta estructura procede del pozo número tres, que se encontraba en la zona minera de La Terrible, en Peñarroya-Pueblonuevo, donde sirvió para la extracción de carbón hasta 1973. Los expertos consideran que se trata del castillete que más años ha estado en servicio en la comarca. 

Sus labores fueron planificadas con el objetivo de continuar la explotación del paquete Aurora, aunque no fue aprovechado al 100% debido a que Encasur inició pronto su política de abandono de la minería de interior. Fue cerrado en el año 1986 a pesar de celebrarse entonces una de las manifestaciones más masivas de la Historia de la localidad.

En el momento de mayor aprovechamiento, la producción rondó las 100.000 toneladas anuales, con una plantilla de 50 mineros. Encasur siempre conservó el mantenimiento del pozo y su desagüe y no ha retirado la maquinaria de extracción. Además, posee sus instalaciones completas: sala de máquinas, taller, oficinas, duchas, sala de lampistería, depósitos de agua, entre otros, que aunque en estado de abandono aún se mantienen en pie. 

Éste es el segundo de los pozos mineros que pone a la venta Encasur en el Guadiato, ya que hace unos meses publicaba en un portal web de compraventa el pozo María. Ello llevó a movilizarse a la Fundación Cuenca Minera del Guadiato, que realizó un manifiesto en defensa del patrimonio minero de la zona, con una recogida de firmas.

Fuente de la noticia http://www.eldiadecordoba.es/