Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

jueves, 18 de junio de 2015

Priego (Córdoba). Prescinden del sótano en el Molino de los Montoro.

Autor artículo Rafael Cobo para Diario Córdoba

Los trabajos de cimentación del Molino de los Montoro, antigua almazara en la que se ubicará la futura sede el Museo Arqueológico y Etnológico de Priego, ya han dado comienzo, lo que supone una nueva fase en la rehabilitación de este inmueble.

Unos tres meses después de que el Ayuntamiento arrancara la actuación de emergencia destinada a consolidar la estructura de este edificio fechado en las últimas décadas del siglo XIX y que se encontraba en peligro de derrumbarse, se ha iniciado esta nueva fase del proyecto, cuyo presupuesto asciende a 230.000 euros, financiados a través de los Planes Provinciales de la Diputación de Córdoba.

Según ha indicado María Luisa Ceballos, alcaldesa en funciones de Priego, "se trata de una de las intervenciones más importantes de esta primera fase de la obra para afianzar la estructura interna del edificio, ya que solo se conservará la fachada externa para mantener su imagen originaria". Ceballos hizo estas declaraciones tras la visita que ha efectuado al inmueble, en la que ha estado acompañada por la concejala delegada de Urbanismo, Cristina Casanueva; el presidente del Area de Cultura, Miguel Forcada, y el equipo de arquitectos responsables del proyecto, los hermanos Carlos y Gonzalo Díaz Recasens.

Imagen de la noticia
A partir de este momento los trabajos se centran en la base del edificio con la construcción de la cimentación, desde donde partirá el armazón metálico que cubrirá todo el interior de la almazara y, a partir de ahí, como adelantaba Ceballos, "ya se podrá continuar con el proyecto de rehabilitación del inmueble".

En los trabajos previos a esta fase se ha procedido a la demolición de la cubierta, afianzándose los parámetros externos. Al mismo tiempo, se han hecho catas en las que han surgido elementos que no estaban contemplados inicialmente, entre ellos un pozo y una gran galería que han obligado a la eliminación del sótano previsto. A esta modificación también hay que añadir la supresión de un pequeño cuerpo del edificio y la modificación de las cubiertas y el sistema de climatización, lo que supondrá alcanzar una mayor eficiencia energética y menos coste económico.