Patrimonio Industrial nacional e internacional

PATRIMONIO INDUSTRIAL - INDUSTRIAL HERITAGE - PATRIMOINE INDUSTRIEL

viernes, 20 de mayo de 2022

Mis dibujos industriales. Pozo 5 de Villanueva del Río y Minas.

 

La pasada semana estuve en Villanueva del Río y Minas para asistir a la I Semana del Patrimonio Industrial y Ferroviario de la localidad, para traer unos dibujos que hice de la localidad y dibujar en directo. Poco a poco os iré mostrando todos los dibujos que he hecho.

 

Se trata de ilustraciones realizadas en técnica mixta (acuarela, rotulador, lápices de colores y pastel).





¡¡¡FELIZ E INDUSTRIAL FIN DE SEMANA!!!


Lamentable estado de abandono del Pozo Pumarabule de Carbayín (Siero, Asturias)

 

El pozo Pumarabule, la decadencia de un glorioso pasado minero que avanza imparable hacia la ruina.

Artículo de Luján Palacios para LNE

El glorioso pasado minero de Carbayín Bajo se cae a pedazos. El pozo Pumarabule, antaño motor económico de la parroquia sierense, cuna de la actividad extractiva desde el siglo XVIII, se está convirtiendo a pasos acelerados en un puñado de ruinas que, a día de hoy, se muestran sin pudor a todo el que quiera asomarse: nada impide el paso a unas instalaciones en plena decadencia, con techos caídos y riesgo de derrumbe en algunos casos. Un paseo por el pasado que, paradójicamente, se ha convertido en el esparcimiento diario para muchos vecinos: jubilados y lugareños con perro recorren a diario unos espacios que parecen de otros mundos.

 

La actividad minera cesó en Pumarabule en 2005, con el cierre definitivo del pozo, y desde entonces en las instalaciones no se han llevado a cabo más actuaciones que la restauración de una escombrera cercana. Con una superficie de 219.157 metros cuadrados y algo más de 48.000 metros aprovechables, los vecinos lamentan que ese espacio esté “asqueroso”, como señala Covadonga Martínez, vecina de la barriada. “Se suponía iban a quitar la uralita con amianto y a adecentar la zona, pero sigue abandonado. En su día tapiaron algo, pero todo vuelve a estar abierto”, lamenta.

 

La zona, de hecho, puede suponer “un peligro, porque se pueden venir abajo techos o puede haber problemas si entran niños”, advierte la vecina, quien reclama “actuaciones para que esto no se convierta en una chatarrería”. Los castilletes están catalogados como patrimonio industrial y Hunosa llegó a presentar hace años un proyecto de reconversión de la zona en polígono industrial, tal y como se hizo con Solvay, en Lieres. Pero “aquí no se ha hecho nada y lo cierto es que los vecinos deberían poder disfrutar de este espacio acondicionado”, insiste Martínez.


Imagen de la noticia

Una de las ideas que proponen es la de “limpiar y hacer zona verde, porque la gente viene mucho de paseo”. Y aprovechar, además, para “acondicionar un parque para perros, ya muchos vecinos lo usan para eso y se podría hacer algo decente y bonito”.

 

Por si la ruina de las instalaciones mineras fuera poco, la Ruta Minera de Jovellanos, que atraviesa Carbayín procedente de Valdesoto, se ha convertido en “un matu, no hay camino ni por dónde pasar, otra muestra de abandono porque desde que se hizo no tuvo mantenimiento”, lamenta el vecindario.

 

Y para colmo de males, los vecinos de Pumarabule siguen sin poder acceder a las nuevas viviendas que les deben ser entregadas para que abandonen las casas llenas de grietas en las que viven desde hace años. Las nuevas también tienen problemas estructurales, y a ello se añade que “mucha gente no puede pagar el dinero que nos piden, quién va a pagar 80.000 euros por un piso con problemas con vistas a una mina abandonada y llena de maleza”, sostienen. Una larga lucha que, de momento, sigue enzarzada, como los escayos, en la otrora pujante Carbayín.

Fuente de la noticia https://www.lne.es

 

Reportaje fotográfico. El Pozo Pumarabule: historia de un abandono



Imágenes de la noticia

Fuente de la noticia https://www.lne.es/


Investigadores localizan 7 canteras de muelas de molino del siglo XVI en el monte Jaizkibel(Guipúzcoa)

 

Canteras de molino que desde Jaizkibel llegaron a América en el siglo XVI.

Artículo del Periódico digital Donostitik

La Sociedad de Ciencias Aranzadi y un equipo de investigadores de la UPV han localizado 7 canteras de molino en Jaizkibel, confirmando así que en el siglo XVI existía una potente industria entorno a estas canteras de molino, constituida por canteros, guías de bueyes, mercaderes y marineros.

 

Gracias a la documentación estudiada se ha sabido también que los canteros de Jaizkibel enviaban a las Américas un tipo de piedra de afilar en el siglo XVI, y por lo tanto, existía un comercio importante de exportación e importación de diferentes productos de Hondarribia hasta América y viceversa.


Imagen de la noticia

Un documento escrito durante el siglo XVI fue la primera gran pista. En él se podía leer que Jaizkibel era un lugar idóneo para la construcción de piedras de molino. Por ello, este equipo ha realizado un incesante trabajo de caracterización recorriendo la montaña en busca de canteras moleras. Al ser canteras especiales son difíciles de buscar, ya que dejan muy pocas huellas, pero gracias a la metodología de estos expertos en la materia se han llegado a localizar 7 canteras de molino. De todas ellas una en concreto es especialmente interesante, ya que en el terreno se pueden interpretar las distintas fases y metodologías que se utilizaban en la fabricación de estas muelas.

 

100 ruedas de molino en Hondarribia y 100 en Jaizkibel

Fue un testamento del siglo XVI el que más llamó la atención de los investigadores. En él Joanes de Aldasoro escribía que había 100 piedras de molino en la ermita de Santa Engracia de Hondarribia y otras 100 ya talladas en Jaizkibel. Esto demuestra que se realizaban muchas ruedas de molino pero no eran para lo molinos de los alrededores. Tanta cantidad de piedras debían ser para llevar a algún otro lugar.

Imagen de la noticia

Tirando de este hilo, investigando la documentación escrita de los archivos, se han encontrado 25 documentos en los que se menciona la utilización de unos pequeños barcos llamados zabra o pinaza que trasportaban piedras de molino desde Pasajes y Hondarribia con destino a Galicia, Portugal, Cadiz, Sevilla, Madeira y las Islas Canarias, durante los siglos XVI y XVII. Este hecho planteaba otras cuestiones: teniendo en cuenta que aquellos lugares ya tenían sus propias canteras, ¿por qué transportar las de Jaizkibel?

Fuente de la noticia https://www.donostitik.com/

 

Localizan siete canteras de molino del siglo XVI en el monte Jaizkibel (Gipuzkoa)

Fuente de la noticia https://www.europapress.es/